•  |
  •  |

A inicios de esta semana diputados oficialistas aseguraron que el trabajo parlamentario no se vería afectado por la campaña electoral, aún cuando la mayoría de los diputados buscan la reelección; pero en la sesión del miércoles se abordaron dos temas extraordinarios y solo uno de agenda, además de que había ocho diputados suplentes.

El jefe de la bancada del Frente Sandinista, FSLN, Edwin Castro, afirmó el lunes que “se está trabajando con normalidad” y que los diputados están haciendo “esfuerzos” para no interrumpir el trabajo legislativo por el trabajo de campaña.

El también diputado sandinista, Evert Cárcamo, indicó, por su parte, que de aquí al 6 de noviembre tienen tiempo suficiente para cumplir con la agenda de la Asamblea y para hacer campaña; incluso dijo que después de las votaciones tienen mes y medio para trabajar, pues el año legislativo termina el 15 de diciembre.

Afectará

Pero a juicio del diputado del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, José Pallais, no hay duda de que la campaña electoral  afectará el trabajo legislativo, pues dijo que ni en “situación normal” logran cumplir con la agenda legislativa.

Pallais recordó, en esa ocasión, que esta semana iban a tener dos sesiones especiales fuera de Managua, por lo que solo contaban con la de ayer para avanzar en los puntos de agenda. Además, destacó que determinar la prioridad de temas le corresponde a la Junta Directiva y en buena parte al Presidente del Parlamento.

Control
El diputado de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, Javier Vallejo, expresó, por su parte, que la intención de su bancada es trabajar, pero que el control que tiene el PLC y el FSLN en la Junta Directiva impide que se avance con ciertas iniciativas y que solo trabajen las que les conviene.

Ello quedó demostrado el miércoles, pues solo se cumplió con un punto de agenda, el de la reforma a la Ley del Instituto de Promoción de la Competencia, Procompetencia; los restantes fueron extraordinarios.