•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La diputada Mónica Baltodano, líder del disidente Movimiento por el Rescate del Sandinismo, se declaró hoy "perseguida política" por el Gobierno de Nicaragua por promover un "voto protesta" contra la candidatura presidencial de Daniel Ortega en las elecciones del 6 de noviembre próximo.

Baltodano calificó como una "farsa" esas elecciones y denunció que el "acoso" lo ejercen la Policía Nacional y el Ministerio Público, bajo el mando de Ortega.

"Nos persigue el Frente Sandinista de Liberación Nacional a través de la Policía Nacional y el Ministerio Público", dijo Baltodano.

Por su lado, el portavoz de la Policía, Fernando Borge, respondió que esa institución trabaja "en dar la mayor y mejor cobertura" a la campaña electoral.

"La Policía Nacional no emite criterios ni opina sobre cuestiones políticas", expresó el funcionario a Efe.

Baltodano, quien en 1979 tomó el mando militar en la colonial provincia de Granada cuando los sandinistas derrocaron a la dictadura de los Somoza, indicó que los disidentes sufren una "persecución gubernamental" por promover un "voto protesta" contra la candidatura de Ortega, que consideran inconstitucional.

La madrugada de ayer, explicó, la Policía Nacional arrestó a tres activistas del Movimiento por el Rescate del Sandinismo en la provincia de Estelí, 148 kilómetros al norte de Managua.

Las autoridades detuvieron a Timoteo Patrón (23 años), Faustino Alonso (25) y Alexander Torres (24), por pintar en un hospital de Estelí la leyenda "yo voto protesta", agregó.

Esas pintas, detalló Baltodano, estaban acompañadas con el rostro de Camilo Ortega, un hermano del gobernante nicaragüense que murió en febrero de 1978 en un combate contra la Guardia Nacional de Anastasio Somoza Debayle en el barrio Monimbó de Masaya.

El portavoz de la Policía Nacional informó que este domingo liberaron a las tres personas.

Baltodano, por su parte, dijo que el gobernante FSLN pintó con los colores de su bandera, rojo y negro, sobre las pintas de los sandinistas disidentes, "pero nadie está arrestado". "Somos perseguidos por el Gobierno", insistió.

El Movimiento por el Rescate del Sandinismo impugnó en marzo pasado ante la autoridad electoral la "inconstitucional" candidatura presidencial de Ortega e impulsa una campaña para llamar a ejercer un "voto de protesta".

Baltodano explicó que promueven entre los nicaragüenses pegar una calcomanía con la leyenda "yo no soy parte de esta farsa" en la boleta electoral presidencial el día de la votación.

Ortega aspira a un nuevo período de cinco años en el poder a pesar de la prohibición constitucional a la reelección inmediata que, sin embargo, fue declarada inaplicable por magistrados oficialistas de la Corte Suprema de Justicia.

En las elecciones del próximo 6 de noviembre, unos 3,4 millones de nicaragüenses elegirán a su presidente, vicepresidente, 90 diputados ante el Parlamento y 20 ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen).