•  |
  •  |

No sirvió de nada luchar y morir por la libertad en los años 70, y culminar en 1979 con la Revolución, piensa 32 años después la excombatiente revolucionaria Adela Torres, a quien ahora le ha tocado sufrir la ausencia de su hijo Faustino Bladimir Alonso, detenido por la Policía de Estelí el sábado en la madrugada, cuando se encontraba haciendo pintas en las paredes de un hospital, para expresar su repudio al proceso electoral.

El joven, de 23 años, estaba promoviendo la campaña “Voto protesta”, la cual consiste en rechazar los comicios del próximo 6 de noviembre, pegando en la boleta electoral una calcomanía que manifiesta: “No cuenten conmigo para esta farsa”.

Estos arrestos trasladaron los recuerdos de Adela Torres a los años 60, durante el régimen somocista, cuando tenía 12 años y sufrió el asesinato de sus padres a manos de la Guardia Nacional, porque ambos eran colaboradores clandestinos del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, de aquel entonces.

Irónico contraste
También le hizo recordar la muerte su cuñado Miguel Ángel Alonso, quien fue acribillado en el frente de combate en los años 70.

32 años después de esos acontecimientos, y cuando está en el poder el FSLN con el que ella combatió una dictadura, ahora su hijo es encarcelado por pensar que el proceso electoral es un fraude y que no hay por quién votar.

“Entonces, ¿para qué luchamos en el 79?”, se pregunta Torres, quien en el pasado se vio obligada a tomar las armas a los 17 años, para combatir a la Guardia somocista.

Torres asegura que el sábado que su hijo no regresó a la casa, lo fue a buscar donde sus amigos, en los hospitales y en la Policía, donde le dijeron que había sido detenido por “dañar una propiedad”.

“Nos quieren intimidar”
Con todo y esta experiencia, la hermana de Faustino Alonso, Vanesa Alonso, manifiesta que continuará haciendo pintas en las calles y seguirá expresando su rechazo al proceso electoral, porque considera que con esos arrestos lo que quieren es intimidarlos, para que desistan de su posición.

“¿Por qué ellos tienen derecho y nosotros no?”
Vanesa Alonso, de 19 años, relata que ha visto cómo el FSLN y los demás partidos pegan afiches proselitistas y hacen pintas por todas partes, para promover a sus candidatos. “¿Y por qué ellos tienen derecho y nosotros no?”, dice la joven, en alusión a rechazar las elecciones. “Es nuestra opinión rechazar las elecciones y la deben respetar”, enfatiza.

Arresto político
El abogado y exprocurador general Alberto Novoa, analizó el arresto de los jóvenes, y no entiende cuál es delito que cometieron, pero lo que sí observa es que esta detención tiene todas las características de un “arresto político”, por pensar diferente al gobierno, y, por otra parte, a sus familias no les permitieron que los vieran mientras estuvieron detenidos todo el sábado, hasta el domingo a medio día cuando los liberaron.

Novoa, además, expresa que estos arrestos no han seguido ningún cauce jurídico, no se ha explicado con detalles por qué los jóvenes fueron arrestados ni qué delito cometieron.

Considera que hacer pintas no es un delito. “Realmente no se ha dañado propiedad privada, además, todos hacen pintas, los partidos, las empresas comerciales, los que hacen graffitis, entonces, todos esos deberían estar arrestados”, agregó el exfuncionario.