•  |
  •  |

La tortura es un acto inhumano y un delito internacional, destacó Gonzalo Carrión, Director del área Jurídica del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, instancia donde Faustino Alonso Torres denunció las torturas que la Policía de Estelí practicó contra él y sus compañeros del Movimiento del Rescate del Sandinismo, por hacer pintas promoviendo el “voto protesta” con vistas a las próximas elecciones.

El doctor Carrión señaló que lanzarles agua y no dejarlos dormir son formas de tortura para el desgaste físico y psíquico de la víctima. Destacó que eso se aplica ya sea como una forma de presión para tener información, o para castigar y dar una lección al capturado. En ambos casos es un acto ilícito e ilegal, principalmente cuando se trata de una institución.

“Evidentemente fue una acción de advertencia. Lo cierto es que la integridad de los detenidos debió respetarse en todo momento”.

Actuar con todos
Denis Darce, Director de Proyectos y Capacitación de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, dijo que todos los partidos políticos deben respetar la Ley Electoral y el marco jurídico nicaragüense, y una de las prohibiciones es hacer pintas en una propiedad, sin la autorización respectiva.

“Con respecto al caso específico de Estelí, podríamos decir que la acción de la Policía Nacional es correcta siempre y cuando actúe de la misma manera ante todos.

Lamentablemente vemos que aparecen pintas por todas partes, hay propaganda política partidaria en todas las instituciones del Estado. Algo que está prohibido, pero cuando es del partido de gobierno no sucede nada”, dijo Darce.

Archivaron expedientes
Por su parte el portavoz de la Policía esteliana, el teniente David Lazo Valle, aseguró que actuaron por denuncia del dueño de un establecimiento comercial y se está mediando para un arreglo entre las partes, además, se archivaron los expedientes de los tres jóvenes detenidos, que luego fueron puestos en libertad. Asimismo minimizó los señalamientos de que los detenidos fueron torturados.

“Ellos pueden acudir a la Dirección de Asuntos Internos a interponer la respectiva denuncia en contra de los oficiales que aseguran les violentaron sus derechos, a fin de que se realice una investigación. No es filosofía de la institución tal comportamiento”, dijo el teniente Valle Lazo.

El doctor Alberto Rosales Mondragón, asesor jurídico de la oficina regional del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, con sede en Estelí, señaló que se interpuso la denuncia en Asuntos Internos en contra de los oficiales que estuvieron al frente del área de Control de Reos, y su entidad dará acompañamiento a los jóvenes en los procesos respectivos.