•  |
  •  |

Los miembros de la Comisión de Justicia y de la Comisión de la Mujer, Niñez y Familia de la Asamblea Nacional se comprometieron ayer a impulsar la aprobación, en el plenario, de la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres, cuyo dictamen fue finalmente firmado por la mayoría de los legisladores de ambas comisiones, incluyendo a los diputados del Frente Sandinista, quienes se habían negado a firmarlo en julio, antes del receso parlamentario de medio año.

El compromiso de los legisladores es que a más tardar el próximo 25 de noviembre esté aprobada la ley en su totalidad, por lo que el próximo miércoles presentarán el dictamen ante la Primera Secretaría del Parlamento, para que lo incluya en el Orden del Día y sea discutida y aprobada en el plenario.

Tiempo para firmar
El presidente de la Comisión de Justicia, José Pallais Arana, dijo que en aras del consenso darán hasta el próximo martes para que los diputados que no firmaron el dictamen lo rubriquen, pero que si no lo hacen, igual lo presentarán a la Primera Secretaría, pues ya cuenta con el respaldo de la mayoría de los miembros de la comisión.

La diputada del Frente Sandinista María Lidia Mejía rechazó que los legisladores del partido de gobierno estuviesen en contra de la ley, luego que no firmaron el dictamen en julio pasado y señaló que, en esa ocasión, el presidente de la Comisión de Justicia no había hecho la convocatoria correspondiente para reunirse.

Pallais minimizó el señalamiento de su colega sandinista y expresó que lo importante es que el dictamen está listo y ya existe el compromiso de todos los legisladores para aprobar la ley en el plenario.

Por su parte, Sandra Ramos, representante del Movimiento de Mujeres “María Elena Cuadra”, se sintió satisfecha, en parte, por el consenso logrado en torno a la futura ley, pero se mostró aún con recelo porque en el dictamen aún quedó la disposición mediante la cual se excluye una representante mujer en los consejos de lucha contra la violencia.