•  |
  •  |

Doce organizaciones de la sociedad civil exigen al Consejo Supremo Electoral, CSE, “observación sin discriminación”, en un comunicado conjunto leído ayer en conferencia de prensa, donde también rechazaron la boleta electoral única, aunque mantienen el llamado a participar en las elecciones del 6 de noviembre con todo y las irregularidades.

En el pronunciamiento leído por el doctor Carlos Tünnermann Bernheim, declaran “inaceptable” que se tenga un trato diferente para los observadores nacionales y los internacionales.

También declaran que es “inapropiado” que el CSE se arrogue la facultad de decidir a qué organizaciones nacionales entregarle la acreditación, en alusión a que los magistrados de ese poder del Estado no ha contestado la solicitud hecha por Hagamos Democracia y del Instituto para el Desarrollo y la Democracia, Ipade, cuando ayer fue el último día para solicitar dicha acreditación de “acompañante electoral”. El CSE ha argumentado que no los han acreditado porque presentaron los documentos incompletos.

Ciudadanos quieren acreditación
Por otra parte, Tünnermann recordó que cuando se han hecho encuestas en Nicaragua, 8 de cada 10 ciudadanos han manifestado que están de acuerdo con la observación electoral.

“Es decir que incluso sectores que están dentro de las filas del orteguismo, consideran que la observación electoral es buena para legitimación del proceso electoral, en consecuencia no vemos la razón por la cual el CSE está dificultando la acreditación de los organismos nacionales de observación”, dijo el analista político.

Aunque en el pronunciamiento no se refirieron a la boleta única que propone el CSE, los miembros de la sociedad civil rechazaron este sistema de votación, porque consideran que es un “maniobra” más del CSE, para que la gente no se anime a votar y confundirla al momento de voto, consideró Vilma Núñez, Presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh.

Cenidh llama a votar
La “boleta única” consiste en usar un solo pliego de papel para los cuatro tramos de elección nacional, cuando por 20 años se han usado cuatro boletas separadas correspondientes a la elección presidencial, diputado nacional, departamental y al Parlamento Centroamericano, Parlacén.

Núñez manifestó que la gente se puede estar preguntando ¿para qué ir a las elecciones si me voy a enredar?, pero considera que eso no los debe detener y “tienen que salir a votar por el candidato de su preferencia”.

Partidos opositores deben ser beligerantes
A la vez, calificó de “tímida” la actuación de los partidos opositores participantes, ante la alteración de las normas electorales. Aún así, los instó a ser más beligerantes y que usen todos los recursos legales para reclamar ante las autoridades correspondientes, aunque se cansen de llegar y que no los atiendan.

“Yo pienso que en estos momentos los partidos políticos, si verdaderamente estuvieran actuando con responsabilidad, ya deberían estar a abocados a decidir una contra estrategia para buscar como aleccionar a toda su membresía, a todos sus fiscales…”, recomendó Núñez.