•  |
  •  |

Una combinación de alegría y dolor es lo que ha provocado en los cubanos la liberación de René González, uno de sus cinco compatriotas presos en Estados Unidos desde hace 13 años luego de que las autoridades judiciales de la ciudad de Miami determinaran que formaban parte de una red de espionaje.

Así lo expresó el embajador de Cuba en Nicaragua, Eduardo Martínez Borbonet, quien aseguró que aún cuando González fue liberado, su caso no debe verse separado del de Gerardo Hernández, Ramón Labaniño, Fernando González y Antonio Guerrero, los otros cubanos presos.

Y es que Joan Lenard, la jueza que dictaminó la libertad de González, también dispuso que este debe permanecer los próximos tres años en Miami bajo “libertad supervisada”.
Juicio político

“Los casos no se pueden dividir, por eso seguiremos hablando del caso de Los Cinco, porque los cinco forman parte de una misma situación política. Independientemente que cada uno haya tenido una condena por separado, esto forma parte de un juicio político donde el acusado es la revolución cubana”, manifestó.

El diplomático agregó que emprenderán una campaña a nivel internacional para exigirle al gobierno de los Estados Unidos que permita el regreso de González a Cuba, pues su familia está en ese país y porque, según él, la ciudad de Miami le es un lugar adverso por toda la propaganda que se ha hecho allí en contra de Los Cinco.

Los Cinco fueron arrestados en Miami en septiembre de 1998 acusados de conspiración y en un juicio que duró seis meses, fueron condenados. Actualmente purgan condenas no menores de 10 años, a excepción de Gerardo Hernández, pues sobre él pende una condena a cadena perpetua.

La liberación de René González
El secretario político de la embajada de Cuba en Managua, Leopoldo Valle, comentó que González fue liberado a las 4:30 de la madrugada de ayer y que solo fue recibido por su papá y sus dos hijas, pues a su esposa y su mamá que están en Cuba les negaron la visa estadounidense.

“Sale a las 4:30 de la mañana, una hora inusual con la intención manifiesta de que tuviera la menos cobertura de prensa posible… es una acción deliberada para continuar manteniendo en torno al caso un muro de silencio”, consideró Valle.

El embajador cubano también se refirió a ese “muro de silencio”, pero confió en que el caso de Los Cinco será conocido a profundidad por los estadounidenses y que así habrá más presión sobre el gobierno de Barack Obama para que los libere, tal como sucedió en su momento con el caso de Elián González.

La mamá de René González, Irma Shewerert, visitó Managua en agosto pasado y en esa ocasión expresó que su calvario no terminará hasta que los otros cuatro salgan.  

Los diplomáticos cubanos asistieron ayer a una jornada de oración por la liberación de González, organizada por el Consejo Nacional de Pastores de Ciudad Sandino, el cual es dirigido por Daniel Ortega Reyes.