•  |
  •  |

La inhibición de más de 50 candidatos a diputados y de la fórmula presidencial de la alianza Partido Liberal Independiente, PLI, tendría un alto costo político para el gobierno del presidente Daniel Ortega, por lo que los dirigentes de dicha organización ven las solicitudes de inhibición en su contra como una forma de crear incertidumbre entre la población para que esta no vote masivamente.

El Movimiento Renovador Sandinista, MRS, y miembro de la alianza PLI, atribuyó las solicitudes de inhibición en contra de esta fuerza, al miedo que siente el oficialismo porque las últimas encuestas demuestran que la contienda electoral será entre Ortega y Fabio Gadea Mantilla.

Así lo manifestó la dirigente del MRS, Dora María Téllez, quien llamó a la población a crear un “huracán de votos” a favor de la alianza PLI, y a conformar unos Comité de Fiscalización Ciudadana, que desde su partido están organizando para defender el voto.

Vinculan a Masaya en la estrategia
“Ya el orteguismo ha comenzado a usar la violencia como sucedió en Masaya, está mostrando su temor usando a los usurpadores del Consejo Supremo Electoral para amenazar a la alianza PLI, y todo porque al día de hoy Daniel Ortega está absolutamente claro de que las elecciones van a ser una derrota para el orteguismo”, expresó Téllez.

Según la dirigente política, el 45 por ciento de la intención de votos a favor de Ortega que reflejan las últimas encuestas, tiene un porcentaje de voto falso, y que el restante porcentaje está a favor de Gadea Mantilla.

Llama “esbirro” a magistrado Rosales
Respecto de las declaraciones que ha brindado el presidente de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, magistrado Francisco Rosales, Téllez dijo que este es un “esbirro” más del presidente Ortega, y que por tanto, va a decir lo que le conviene a este último.

“El nivel de arbitrariedad que Daniel Ortega ha metido a estas elecciones es altísimo, de manera que Francisco Rosales, que es esbirro político de Daniel Ortega, dice lo que Daniel Ortega quiere… lo que quieren es meter a la gente en miedo”, puntualizó.

Además, consideró que “la eliminación de la alianza PLI de las elecciones de este año es una declaración de guerra civil porque es la única fuerza que está convocando a la mayoría del pueblo nicaragüense”.

Película de suspenso
El candidato presidencial de la alianza PLI, Fabio Gadea Mantilla, expresó: “Esto es como una película de suspenso, nos quieren tener miedosos, pero nosotros no somos miedosos, vamos adelante, ellos quieren confundir al pueblo y quitarnos votos, pero no van a poder”.

Gadea también descartó la inhibición de la alianza PLI, pues a su criterio eso tendría “un costo político muy alto, (significaría) echarse a todo el pueblo encima y a la comunidad internacional”, además que consideró que él ya es un “candidato demasiado pesado” en la contienda electoral.

Su compañero de fórmula, Edmundo Jarquín, señaló por su parte, todas las solicitudes de inhibición en contra de la alianza PLI y el manejo que le están dando las autoridades electorales y judiciales, son para “crear incertidumbre frente a la certeza de que estamos ganando”.

Gadea y Jarquín reaccionaron al tema luego de participar en un conversatorio con estudiantes de la Universidad de Ciencias Comerciales, UCC.