Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

El vocero del Movimiento “Vamos con Eduardo”, Eliseo Núñez Morales, arremetió ayer contra los empresarios a quienes acusó de “asociarse” con el presidente Daniel Ortega para obtener beneficios de la cooperación petrolera venezolana, lo que, a su juicio, ha llevado al Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, a asumir “una postura dual y hasta cierto punto cómplice de la nueva dictadura”.

“La posición del presidente del Cosep (José Adán Aguerri) es dual. El lunes estaba pidiendo que no se contaminara la gestión económica con la política y el martes estaba pidiéndole a los políticos que le resolvieran el problema del agua y las urbanizaciones”, expresó.

Núñez Morales insistió en que los empresarios simplemente están buscando cómo garantizar la seguridad de sus capitales o incrementarlos, y si en ese propósito tiene que “aliarse” al gobierno, lo harán.

“Pareciera que a él (Aguerri) sus intereses o su miedo no le permiten darse cuenta de que aquí se está instaurando una dictadura, y lo que le interesa es coquetear con (el Presidente de la República) Daniel Ortega porque les está repartiendo las migajas del pastel del dinero venezolano que está entrando”, expresó.

EL NUEVO DIARIO intentó obtener una respuesta del presidente del Cosep, José Adán Aguerri, a las acusaciones de Núñez, pero el empresario ofreció atender a este periodista hoy por la mañana para ofrecer su versión.

Cosep cómplice
Núñez Morales enfatizó en que los empresarios están enfocados únicamente en obtener más privilegios o no perder los que tienen y si para ello deben “mantener su alianza con el gobierno, la mantendrán”. “Pero lo que más temen los empresarios es no ganar lo que el gobierno le está ofreciendo en este momento, que es parte del dinero de la cooperación venezolana”, agregó.

Núñez no descartó una negociación Cosep-Gobierno por intereses mutuos. “La empresa privada está siendo partícipe de la instauración de una dictadura y lo está haciendo claramente con el presidente del Cosep”, expresó.

Agregó que el gobierno provee de bunker a ciertas generadoras de energía y son las que están a favor de incrementar la tarifa del servicio y de la aprobación de la Ley Antifraude Energético “con el fin de pagarse mutuamente”. “Éste es un negocio de todos ellos en el que todos se defienden”, señaló.

Núñez advirtió a los empresarios que “terminarán llorando y pidiendo a los políticos (de oposición) que les ayudemos cuando les confisque Daniel Ortega igual que está haciendo (el presidente Hugo) Chávez en Venezuela; al final terminarán llorando lo que hoy creen que es una ganancia”.