• |
  • |
  • END

Cinco miembros de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional firmaron una resolución en la que rechazaron el “acuerdo administrativo” del Consejo Supremo Electoral, CSE, mediante el cual se postergaron las elecciones en los municipios de Bilwi, Waspam y Prinzapolka en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN.

La resolución de Junta Directiva no fue respaldada por el presidente del Parlamento, René Núñez Téllez ni por la segunda secretaria, Alba Palacios Benavides, y en la misma se establece que “es obligación del CSE tomar medidas pertinentes para que se desarrollen a plenitud todos los procesos electorales establecidos, y no existe en la ley ninguna facultad para que el CSE elimine o suspenda los procesos electorales, y mucho menos decidir la forma de elección de autoridades municipales”.

Por lo tanto, la Junta Directiva resolvió “rechazar la resolución ilegal del Consejo Supremo electoral de suspender las elecciones en los municipios de Prinzapolka, Waspam y Bilwi, y el decidir sobre los nombramientos de autoridades que se realizarán en los referidos municipios, en tanto no se cumpla con el procedimiento de ley establecido en la Constitución Política”.

En el segundo punto de la parte resolutiva, la Junta Directiva del Parlamento decidió “demandar del CSE y del Poder Ejecutivo respeto a la ley, la constitucionalidad, la independencia de poderes y el Estado de Derecho, garantizando el adecuado proceso de elecciones municipales y lo establecido en la Constitución y en la Ley Electoral sobre las fechas de las referidas elecciones”.

Precedente positivo
El primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro, calificó la resolución como un precedente positivo, sobre todo porque los diputados de la oposición pretenden aprobar en el plenario de la Asamblea Nacional un decreto-ley con el fin de revertir por esa vía la resolución del CSE.

Ayer, la Junta Directiva decidió convocar a sesión los días martes, miércoles y jueves de la próxima semana, con una agenda que incluye la aprobación de una declaración legislativa rechazando la misma resolución del Poder Electoral; adicionalmente al decreto-ley y a la declaración, la oposición también presentará una iniciativa para la interpretación auténtica de la Ley Electoral a fin de corroborar que el CSE no tiene facultada alguna para posponer o suspender ninguna elección.

La presidenta de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, María Eugenia Sequeira, recordó que la iniciativa de interpretación de la Ley Electoral deberá pasar por el procedimiento establecido antes de incluirla en la agenda legislativa.

El procedimiento
Conforme con el procedimiento, la iniciativa será presentada ante la primera secretaría, ésta la remite a la Junta Directiva, y luego se envía a la Asesoría Jurídica, donde se elabora el respectivo dictamen. La asesoría regresa el dictamen a la primera secretaría y luego la presenta a la Junta Directiva, la que finalmente decide cuándo se discutirá en el plenario.

A juicio del primer secretario, Wilfredo Navarro, la interpretación auténtica de la Ley Electoral requiere de la mayoría absoluta, es decir, 47 votos; sin embargo, el jefe de la bancada del Frente Sandinista, Edwin Castro, considera que se necesita de 56 votos por tratarse de una ley de rango constitucional.

Ley Antifraude Energético en espera
La agenda legislativa de la próxima semana no incluye la continuación de la Ley Antifraude Energético, y la oposición dejó claro que no la aprobarán mientras el CSE no se retracte de la postergación de los comicios municipales en la RAAN.

Hasta antes de la crisis, los diputados aprobaron sólo los primeros 11 artículos, de un total de 36; no obstante, la Ley fue regresada a la Comisión de Justicia para hacerle nuevos ajustes, por lo que podrían incrementarse el número de artículos.