Ary Pantoja
  • |
  • |
  • END

El Consejo Supremo Electoral, CSE, recibió unas 16 impugnaciones de candidatos a alcaldes, vicealcaldes y concejales, pero la mayoría fue rechazada porque los recurrentes eran ciudadanos particulares y la Ley Electoral otorga esa facultad única y exclusivamente a los representantes legales de los partidos políticos participantes en la contienda.

De las 16 impugnaciones, sólo una fue aceptada. El Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, recurrió contra la candidatura del aspirante a vicealcalde de Diriamba por el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Erick José Mendieta Parrales, por no cumplir con el requisito del tiempo de residencia en el municipio, que es de cuatro años antes de la elección.

Adicionalmente, unos 250 candidatos -–entre alcaldes, vicealcaldes y en su mayoría concejales-- de todos los partidos políticos, renunciaron a sus postulaciones por diferentes razones. Las vacantes fueron inmediatamente copadas por los representantes legales de cada agrupación política.

La lista final de candidatos se publica hoy y ya no cabe ningún tipo de recurso que pueda impedir a estas personas participar en los comicios del próximo mes de noviembre.

Candidatos con cuentas pendientes
Por otra parte, el controversial ex diputado sandinista Leonidas Centeno Rivera mantuvo su candidatura a alcalde del municipio de Jinotega, pese a que sobre él existe una investigación de la Contraloría General de la República por supuestos actos de corrupción en el uso y manejo de fondos de la Asamblea Nacional mientras se desempeñó como legislador.

Ningún partido político impugnó la postulación de Centeno Rivera y tampoco del candidato a alcalde de Managua por el PLC, Eduardo Montealegre, como se especuló de previo.

Sobre Montealegre también existe una investigación de la Fiscalía General de la República por el conocido caso de los Certificados Negociables de Inversión, Cenis.

El próximo 18 de abril los partidos políticos deberán confirmar ante el CSE sus respectivas casillas en las boletas electorales.