•  |
  •  |
  • END

Como “grave” calificó el constitucionalista Gabriel Álvarez el artículo cuatro del Reglamento de Ética Electoral publicado ayer por el Consejo Supremo Electoral, CSE, donde, según él, este poder del Estado se atribuye la facultad de tipificar como delito electoral acciones de partidos políticos con la pena de quitarle a éstos su personería jurídica.

El reglamento establece que las repetidas violaciones al artículo tres del mismo— relacionado al respeto entre contendientes electorales— llevarán a la causal señalada en el artículo 74 numeral uno de la Ley Electoral, el cual establece la cancelación y suspensión de la personalidad jurídica de los partidos políticos.

“La violación de lo dispuesto en el artículo tres, implica la comisión de delitos, y ésta a la vez, según la remisión que ellos (CSE) hacen a los artículo 73 y 74 de la Ley Electoral, implica la cancelación de la personería jurídica de los partidos, lo cual es un atentado contra el sistema de partidos y el sistema democrático”, expresó Álvarez.


Con una resolución
“No es posible que lo que no está tipificado como delito en la Ley Electoral, que es la única que puede hacerlo, que venga el CSE con una simple resolución y tipifica delitos a conductas relativamente no tan graves (…) de tal manera que ahora los partidos políticos van a perder su personería jurídica sólo porque uno de sus miembros no respeta la opinión política de sus adversarios”, agregó este constitucionalista al respecto.

Según Álvarez, esta disposición del CSE es “grave” y debe ser inadmisible e impugnado, por medio de un llamado de los partidos políticos al CSE para que reflexionen sobre ese artículo, impugnación por la vía administrativa, con un recurso de inconstitucionalidad, amparándose ante la Corte Suprema de Justicia, o bien, con la intervención de la Asamblea Nacional.

“Establecer delitos en materia penal, por lo tanto, sólo le compete a la Asamblea Nacional establecer delitos”, indicó Álvarez.


Más rápido que ligero
Además, Álvarez señaló el hecho que el CSE le dio apenas 24 horas a los partidos políticos para hacer observaciones y recomendaciones a este reglamento. “Se hizo caso omiso a las recomendaciones que los partidos políticos pudiesen haber hecho”, destacó.

De igual forma, advirtió que de acuerdo con el calendario electoral, “hoy (ayer) el CSE tenía que publicar el reglamento de observación electoral”, y apuntó que “en todo caso que éste no se publique, podría significar que no van (el CSE) a reconocer a observadores electorales, lo cual debilita enormemente la transparencia de este proceso (electoral)”.

“Así no se puede ir a una contienda electoral, lo que se está armando son las condiciones para ir tigre suelto contra burro amarrado”, apuntó este constitucionalista, para quien estos “atropellos” del CSE “mantiene la lógica de no establecer un proceso electoral en las mejores condiciones para los partidos políticos”.