•  |
  •  |
  • END

El diputado del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, Víctor Hugo Tinoco, aceptó que el Poder Ejecutivo logró sin mayores complicaciones que en la Asamblea Nacional se aprobara la adhesión de Nicaragua a la Alternativa Bolivariana para las Américas, ALBA, cuyos acuerdos podrían generar deuda pública a juicio del economista José Luis Medal.

“Imaginamos que Ortega no iba a usar de forma transparente la cooperación venezolana”, asegura por su parte el diputado liberal Maximino Rodríguez, quien “está analizando con un equipo los manejos oscuros del ALBA”.

El presidente Daniel Ortega ha negado que las transacciones dentro del ALBA crearán deuda pública. Prueba de ello, argumentan los diputados del Frente Sandinista, es que los créditos no fueron aprobadas en la Asamblea Nacional, como establece la Ley de Endeudamiento Público.

Esa deuda pública, según el economista, podría ser cobrada por el Estado venezolano argumentado que la misma se dio dentro del ALBA, cuya adhesión fue ratificada en el Parlamento de Nicaragua por 78 legisladores, entre opositores y oficialistas.

“Si alguien te ofrece ayuda no podés decirle no, se pensaba que todo vendría al Presupuesto, pero ahora Ortega asume una posición descarada”, expresa el diputado Tinoco, uno de los 78 legisladores.

“El Parlamento ha presionado para que el Ejecutivo diga con cuánto (dinero) se queda. Hemos planteado en concreto que todo eso entre el Presupuesto General de la República, PGR, pero hay una negativa del Presidente, no quiere dar detalles”, justifica Tinoco.

Ahora no saben

La jefa de la Bancada Democrática Nicaragüense, María Eugenia Sequeira, no supo explicar porqué cedieron sus votos para aprobar la adhesión de Nicaragua al ALBA. “Los protocolos de entendimiento hablaban de ayuda y cooperación solamente”, asegura Sequeira, quien olvidó que desde la firma del acuerdo se sabía que el ALBA garantizaría el suministro de diez millones de barriles anuales de combustible a precios especiales.

Desde la firma del Alba entre el mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, y Ortega, Nicaragua ha recibido a través de Albanisa un millón 700 mil barriles de petróleo, lo que equivale a 135 millones de dólares.


¿Les dieron gato por liebre?
“Ahí lo que hay es un descaro y abuso del más abierto”, insistió Tinoco. Dentro del ALBA es que el gobierno recibió 32 plantas eléctricas, la estatal Generadora Eléctrica Central S.A., Gecsa, el año pasado recibió 29 millones de dólares en diesel y búnker, y ha pagado unos ocho millones. La Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica, Enatrel, recibió unos dos millones 500 mil dólares en materiales para reforzar el sistema de transmisión.

A Irtramma le entregaron unos cinco millones 200 mil dólares en concepto de suministro de combustible para el subsidio del transporte urbano colectivo de Managua.

El Ejecutivo no ha detallado cómo se han invertido todos los créditos otorgados por Venezuela en el marco del ALBA y tampoco los ha enviado al Parlamento para su respectiva aprobación.


Diputados, ¿cómplices o impotentes?
“El Presidente dice ‘yo manejo recursos y nadie tiene que meterse’, por eso no quiere presentar detalles de esos recursos”, expresó Tinoco. Los diputados ante el Parlamento no han podido presionar al Ejecutivo para que las ganancias que deja Albanisa sean incluidas en el PGR. El año pasado los opositores tenían los votos necesarios para aprobar leyes que requieren de mayoría simple, pero en la actualidad ni siquiera tienen los 47 votos requeridos para hacer el quórum de ley.

La misma justificación

“Es que ellos (en el Poder Ejecutivo) actúan de hecho y no de derecho”, argumentó Rodríguez, quien se declaró insatisfecho de la rendición de cuentas de las empresas ligadas al ALBA.

Albanisa, ALBA de Nicaragua, S.A., es una empresa mixta, filial de Petróleos de Venezuela S.A (Pdvsa). El 55 por ciento de las acciones de Albanisa son de PDV Caribe, y a la Empresa de Petróleos de Nicaragua, Petronic, le pertenece el restante 45 por ciento. Albanisa está encargada de la construcción de la refinería que prometió Chávez, y cuya primera piedra fue puesta en julio pasado.

¿Cómo es que supuestamente Nicaragua sale beneficiada con el negocio de Petronic? El gobierno lo explica así: Venezuela, a través de Pdvsa, vende petróleo a Albanisa, y ésta a Petronic. En 90 días Petronic le paga a Albanisa, que paga a su vez el 50 por ciento de la deuda a Pdvsa. El otro 50 por ciento se divide en dos: un 25 por ciento se va a los fondos de ALBA y el restante 25 por ciento a ALBA Caruna.

Según el gobierno, el Estado de Nicaragua es ajeno a este negocio debido a que Petronic tiene su propio patrimonio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus