•  |
  •  |
  • END

A juicio del doctor en economía, José Luis Medal, si Albanisa otorgó un crédito a Gecsa, éste debió registrarse como deuda pública, y advirtió que la Asamblea Nacional aprobó el acuerdo de financiamiento entre Venezuela y Nicaragua, el cual “se trata de un acuerdo de Estado a Estado y, por lo tanto, de deuda pública”.

El destinatario final de los créditos a Gecsa es Unión Fenosa, empresa en la que ahora el Estado supuestamente tendrá una participación accionaria, y la principal beneficiaria de los petrodólares, en aras de que no vuelvan los apagones.


El presidente Daniel Ortega reconoció el 30 de octubre de 2007, ante la Asamblea Nacional, que Gecsa, empresa del Estado, había recibido 28 millones de dólares para compra de combustible, de parte de Albanisa. ¿Esto es una prueba de que este negocio petrolero está generando deuda pública?
De acuerdo con la Ley General de Deuda Pública, el Sector Público incluye a las entidades empresariales del Estado --véase el artículo 3 del Reglamento de la Ley 477. Conforme esa Ley, la deuda de las empresas del Estado tiene un carácter público. Cualquier financiamiento que en carácter de préstamo canalice Albanisa a una empresa del Estado es deuda pública. Cabe recordar que la Asamblea Nacional aprobó el acuerdo de financiamiento entre Nicaragua y Venezuela. Se trata de un acuerdo de Estado a Estado y por lo tanto de deuda pública. La manera de implementar este acuerdo ha adoptado un caracter sui generis. como si se tratase de una relación privada, lo cuál es incorrecto. Si Albanisa le otorgó un crédito a Gecsa, la ley obliga a Gecsa a informar de ello al comité técnico de deuda y al Ministerio de Hacienda y debería de registrarse como deuda pública. Si se trató de una donación o de otro mecanismo de financiamiento que no implique deuda, debería de clarificarse.

Cabe agregar que aunque se sostiene que conforme la Ley de Deuda Pública, cualquier deuda del Estado debe de ser aprobada específicamente por la Asamblea Nacional--lo que no ha sido el caso de los financiamientos concretos canalizados a través de Albanisa-- cabe la posibilidad de que el Estado de Venezuela argumentase en un futuro que los recursos canalizados a través de Albanisa son deuda del Estado de Nicaragua, ya que todo se origina en un convenio entre ambos Estados. En mi opinión la Asamblea Nacional debería de clarificar este tema.


¿Por qué razón esta cooperación venezolana debería estar presupuestada?
Aunque jurídicamente la cooperación venezolana no se está canalizando a través del Presupuesto General de la República --lo que sería lo correcto, también desde un punto de vista legal cabe señalar que los artículos 73 y siguientes de la Ley de Administración financiera y del régimen presupuestario, señalan que las empresas del Estado, antes de aprobar sus presupuestos deberán de remitir los mismos al Ministerio de Hacienda, para fines de la Consolidación Presupuestaria de todas las entidades del Estado.

La consolidación presupuestaria de todas las entidades del Estado es fundamental para conocer la situación integral de las finanzas de todo el sector público y la Ley obliga expresamente a que tenga lugar esa consolidación presupuestaria. Además, cabe agregar que dado que el monto de la Cooperación Venezolana será, al parecer sustancial --es obvio que su funcionamiento como presupuesto paralelo, supuestamente privado, es incoherente con un sano manejo de las finanzas públicas.


¿Cuál es el impacto macroeconómico de la importación del petróleo venezolano? ¿Por qué los ciudadanos no perciben un beneficio como la oportunidad de comprar un combustible más barato?
Si la ayuda venezolana llegase a alcanzar un monto de US$400 millones anuales, ello representaría cerca de la cuarta parte del Presupuesto General de la República, con los obvios efectos macroeconómicos. Aunque se disfrace de ayuda privada, de hecho implicaría un aumento significativo en el déficit fiscal--antes de donaciones.


Ese mayor déficit fiscal
--antes de donaciones-- puede presionar a una mayor tasa de inflación al inyectar mayor liquidez a la economía. Si no existe un monitoreo cuidadoso, a los problemas de inflación de costos que ya enfrentamos, podrían agregarse presiones inflacionarias por el lado de la demanda.

La ayuda venezolana, por otra parte, vendría a acentuar la ya tradicional dependencia de la economía nicaragüense de la Cooperación Externa y además podría acentuar el problema de la sobre valuación cambiaria. En el aspecto positivo, la cooperación venezolana podría aumentar la inversión y los recursos para combatir la pobreza, aunque cabe señalar que el problema en Nicaragua, más que la escasez de recursos externos, es un problema de capacidad de ejecución de los proyectos de inversión.

La ayuda venezolana no se traduce en combustible más barato --salvo para unas cooperativas privilegiadas del sector de transporte público--, en parte porque el mecanismo establecido es que los combustibles se venden al público a precio de mercado y dado que sólo se paga a Venezuela en efectivo un 50% de la factura petrolera, ello genera un fuerte flujo de recursos para Albanisa, empresa que luego usa discrecionalmente en decisión conjunta con funcionarios públicos.

Debo, no obstante, señalar que no creo oportuno una política generalizada de subsidios en los combustibles, ya que disminuiría el incentivo para el ahorro en el consumo de los mismos. Ello no implica que no deba hacerse transparente el uso de los fondos venezolanos e incluirse en el Presupuesto de la República.


¿Qué consecuencias tiene para la rendición de cuentas el hecho de que el gobierno niegue el acceso a la información sobre este tema?
La falta de transparencia hace muy difícil la evaluación del impacto de la cooperación venezolana, además que facilita la corrupción en el uso de recursos que realmente tienen un carácter público.


Hay diputados que han expresado su temor de que hay una nueva burguesía
del petróleo emergiendo detrás de este negocio. ¿Comparte usted un criterio semejante?
Como indiqué, la falta de transparencia facilita la corrupción.


¿Hay una estrategia de un nuevo grupo económico de transformar la matriz energética de Nicaragua y cree usted que la compra de acciones de Unión Fenosa hace parte de esta estrategia?
Por el momento no tengo suficiente información para poder contestar esta pregunta.


Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus