• |
  • |

Como desafortunada e incoherente calificaron dirigentes de base del PLC de Estelí la actitud del ex presidente y privado de libertad Arnoldo Alemán, quien mandó a sacar del local donde sostuvieron una reunión a puertas abiertas al periodista Máximo Rugama Castillo, reunión a la que había sido invitado en ánimos de darle cobertura periodística.

A Alemán no le gustó que el periodista Rugama Castillo tomara fotografías del evento, como si se tratara de un hecho donde se abordan secretos de Estado.

Alemán desautorizó claramente a los dirigentes locales del PLC, ya que ellos habían invitado al periodista.

Contradiciendo lo que expresa en sus acalorados discursos donde se define como demócrata y amante de las libertades públicas, ordenó que sacaran al periodista del local, contraviniendo de igual forma la decisión de varios líderes de base del PLC en Estelí, quienes hasta llamaron por teléfono al hombre de prensa para invitarlo a la actividad formalmente.

Rechazo

Varios liberales y dirigentes de base inclusive se salieron del local, en un claro rechazo a la actitud cuartelaria del cuestionado presidente honorario del PLC.

Diversos líderes territoriales que pidieron a los periodistas omitir sus nombres para evitar problemas, dijeron que Alemán no quiso que los periodistas escucharan lo que le demandaron y es que se dé la unidad liberal.

Detallaron que ellos valoran que Arnoldo Alemán es un agente de desunión en el liberalismo.

Los mismos dirigentes liberales señalaron que esperan que las organizaciones aglutinan a los periodistas se pronuncien al respecto, para sentar un precedente.

Lo cierto es que varios periodistas prefieren no dar cobertura a los eventos de los políticos porque la mayoría de ellos los maltratan, después de que los hacen esperar varias horas porque dicen que comienzan las actividades a tal hora y no es así.

Enojado con EU

En su discurso, Alemán fustigó fuertemente a los Estados Unidos, señalando que por qué le suspendieron la visa y han tomado varias medidas en contra de él, y que si creen que se arrodillará ante ellos, “que se olviden”, dijo.

“Ellos, Enrique Bolaños y resto de ingratos, dicen que yo me robé más de cien millones de dólares, pero eso no es cierto. ¿ Dónde está ese dineral?”, preguntó, “¿Por qué no lo han encontrado? Claro, porque no lo tengo”.