Esteban Solís R.
  • |
  • |
  • END


El magistrado del Consejo Supremo Electoral, CSE, René Herrera, confirmó a EL NUEVO DIARIO que hay negociaciones entre el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y el Frente Sandinista alrededor de las reformas constitucionales en donde hay propuestas y contrapropuestas y muy pronto habrá una de consenso.

Sin embargo, ayer mismo, el primer vicepresidente del PLC, Wilfredo Navarro, recordó que la convención de julio de ese partido votó contra el contubernio Ortega-Alemán, lo cual significa que no hay condiciones ni interés en hacer reformas en el presente y próximo período legislativo.

No obstante, Herrera aseguró que las reformas en cuestión entrarán en vigor el próximo año, con la excepción de la figura del primer ministro, porque el gobierno de Daniel Ortega está en proceso y no culmina sino hasta 2011.

Castro coincide con Herrera
El coordinador de la bancada del FSLN, Edwin Castro, ha manifestado en reiteradas oportunidades esas negociaciones, y que las mismas avanzan con buen paso.

Herrera considera que muchas de las cosas que se están diciendo desde su propio partido político, el PLC, y desde afuera, no tienen fundamento, “son meras especulaciones y elucubraciones”, porque no hay precisiones absolutas entre las partes que negocian el paquete de reformas.

La propuesta será presentada al ejecutivo nacional y a la bancada del partido el próximo lunes.

Negó que una de las propuestas del PLC es que los diputados no puedan reelegirse. “Estoy casi seguro de que el próximo lunes, cuando la comisión de juristas que estamos trabajando alrededor de este tema se las presentemos a las autoridades de nuestro partido, muchos van a cambiar de opinión”, dijo Herrera, para quien es natural que algunos legisladores correligionarios suyos “brinquen” porque es casi un hecho que el número de escaños se va a reducir, posiblemente de 92 a 70.

Alemán y Ortega “son vitalicios”
Justificó que los ex presidentes a partir de 1984 pasen a ser diputados vitalicios tras aclarar que esa figura no es para “asegurar”, por ejemplo, a Daniel Ortega o al mismo Arnoldo Alemán, porque “si cada uno de sus partidos los pone de primero en la lista de candidatos a diputados, con los ojos cerrados ganan la elección”.

En lo personal, dijo que no necesita una magistratura vitalicia, porque a sus 65 años, y cuando aún le faltan tres o cuatro años para dejar el cargo, no tiene sentido a los casi 70 años seguir en ese puesto. “Me pueden reelegir por cinco años más, quizás, o me jubilo”.

Dice que esa es la filosofía de las reformas, tras indicar que hay que ponerle un detente a ese enfrentamiento casi “descabellado” entre sandinistas y antisandinistas, parece que hay algunos a quienes les gustaría vivir como en la década de los años 80. “Lo importante es buscar fórmulas de que uno es mejor que el otro y que por eso puede ganar”.