Luis Galeano
  • |
  • |
  • END

De ser ciertas las denuncias de que el diputado suplente Leonidas Centeno falseó su declaración de probidad y los supuestos actos irregulares con los 400 mil córdobas que se le asignaron anualmente cuando era propietario, éste podría ser merecedor de una presunción penal de parte de la Contraloría, dijo su vicepresidente, Lino Hernández, quien anunció que podrían revisar la situación del legislador próximamente.

“La malversación de fondos está calificada como un delito, y en caso que se presuma que ha habido malversación, pues lo que cabría es una presunción penal en cualquier caso que sea”, dijo Hernández.

Revisarán caso
Agregó que el tema relacionado a Centeno no lo han revisado y que sólo conocen lo que ha sido publicado en EL NUEVO DIARIO, “pero es posible que en los próximos días lo toquemos porque se trata de señalamientos serios”.

Documentación pública señala que Centeno entregó a su esposa, Aura Zeledón Gómez, dos cheques que en total suman 300 mil córdobas de la partida presupuestaria de 420 mil córdobas que cada diputado recibe anualmente para obras sociales. También se habla que de esa partida salieron cheques para un hermano y una cuñada del legislador suplente.

¿Existe o no Ciedem?
De igual forma, se menciona que en 2005, Centeno, de los mismos fondos, tomó casi 260 mil córdobas para una supuesta organización denominada Ciedem, la cual no ha sido localizada en la lista de ONG del Ministerio de Gobernación.

“Se trata de faltas graves que habría que ver si son ciertas, porque tenemos la obligación de presumir la inocencia y probidad del funcionario”, dijo Hernández.

Centeno ha dicho que está abierto a que se realice una investigación sobre las anomalías que le han achacado, pero no porque quienes lo han señalado de corrupto lo pidan, sino para no causar daño a la imagen del partido sandinista.

Las omisiones de su declaración
En su declaración patrimonial, Centeno omitió los datos registrales, extensión y ubicación de una finca que habría heredado de sus padres. Las sanciones establecidas en el artículo 15 de la Ley de Probidad establecen una “multa de uno a seis meses de salario, sin perjuicio de las sanciones establecidas en la Constitución y la Ley Orgánica de la Contraloría”.

El inciso a del artículo 12 de la Ley de Probidad establece como falta “no presentar la declaración de probidad en tiempo y forma”. El inciso c dice que es una falta “ocultar en las declaraciones patrimoniales, bienes que hubieren incorporado en su patrimonio”; y el d, “negar información o documentación que haya sido solicitada de conformidad con la ley”.

Hernández dijo que en ese sentido las leyes son claras y que por eso es que habría que ver el alcance de las denuncias, “porque independiente que obedezcan a pugnas internas en el Frente Sandinista, o pasadas de cuenta, nuestra obligación es velar para que esos fondos que se le entregan a los diputados para supuestas obras y que vienen del Presupuesto, lleguen a su destino real, por eso es que creo que deberíamos revisarlo en los próximos días”.