Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y los países de Centroamérica “pretende renovar las relaciones con Centroamérica en todos los aspectos”, aseguró ayer Nicolás Bulte, Jefe de la Sección Política, de Comercio y Prensa de la delegación Europea para América Central y Panamá.

“Esto provocará un cambio generacional en las relaciones” entre ambas regiones, considera Bulte, quien insistió en que el acuerdo es asimétrico, pues toma en cuenta las diferencias entre ambas regiones.

“No es posible hablar de Acuerdo de Asociación sin abordar la crisis alimentaria”, expresó por su parte el presidente de la Federación Nacional de Cooperativas Agropecuarias y Agroindustriales (Fenacoop), Sinforiano Cáceres, durante el Foro sobre la “III Ronda de negociación Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea: Avances y alcances”.


“No es como el Cafta”

“Ésta no es una oferta agresiva”, expresó Bulte refiriéndose a la propuesta europea a los países centroamericanos. “No es como el Cafta (Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y Estados Unidos). No hay productos en competencia. Las agriculturas son complementarias y hay oportunidades para desarrollar las exportaciones y mejorar el desarrollo rural”, explicó Bulte.

El Acuerdo de Asociación contempla tres aspectos, cooperación, comercio y diálogo político. Actualmente se está negociando la tercera ronda del acuerdo. “Se trata de llevar un diálogo político, ampliarlo y tratar después desafíos internacionales”, indicó Bulte.