•  |
  •  |
  • END

El diputado de la Convergencia, Agustín Jarquín Anaya, criticó ayer lo que considera una “conducción muy sectaria” del Poder Ejecutivo bajo el mando del presidente de la República, Daniel Ortega, con quien ha sido “imposible” sostener un diálogo o entendimiento, por lo que lo instó a construir consensos políticos nacionales.

Jarquín expresó su respaldo a la posición de la diputada Elia María Galeano, “Comandante Chaparra”, quien lidera un grupo de desmovilizados de la Resistencia que mantuvo tranques el jueves pasado en la carretera Panamericana hasta acordar ayer un diálogo con el gobierno para la próxima semana.

Sin embargo, el legislador socialcristiano reconoció que en el seno de la Convergencia, aliada al FSLN, hay descontento debido a la ausencia de diálogo, porque no hay posibilidad de entendimiento con el gobierno, por lo que la relación “se va debilitando por falta de comunicación”.

“Posiciones de fuerza”

Jarquín lamentó las demociones que se dieron en la Intendencia de la Propiedad, en el caso de la doctora Mireya Molina y María Laura León, a quienes considera profesionales con entereza, y su retiro ha retrasado la solución de los casos de propiedad de los desmovilizados de la antigua Contra.

“Respaldamos a Elia María Galeano porque ha sido una mujer leal con la alianza y leal en defender sus posiciones, ha sido una mujer que ha actuado con gran entereza”, afirmó Jarquín.

El ex contralor dijo que ha habido “posiciones de fuerza” en lugar de diálogo en el caso de estos conflictos de propiedad.


Un voto menos
La falta de comunicación también se ha dado en el plenario legislativo al punto de que Jarquín expresó a representantes de la bancada sandinista que no apoyaría con su voto la suspensión de las elecciones municipales en Bilwi, Prinzapolka y Waspam, decidida por el Consejo Supremo Electoral, CSE, que a su juicio no tenía fundamentos para tomar tal decisión.

La bancada oficial está compuesta por 38 diputados, de los cuales seis son aliados del FSLN: Agustín Jarquín, Elia María Galeano, Miriam Argüello, Brooklyn Rivera, José Escobar Thompson y Odel Incer. En el Parlacén también son aliados Julia Mena y Daniel Ortega Reyes.

“Hemos actuado en equipo --en la Asamblea-- y cuando hemos tenido desacuerdos, hemos manifestado nuestra posición”, señaló Jarquín, quien dijo claramente que su voto es razonado para cada tópico concreto.


Buscar consenso
Jarquín resaltó que “hay una conducción muy sectaria” de los asuntos de gobierno “lo que permite que se fortalezcan las críticas de la oposición”, por lo que emplazó al presidente Daniel Ortega a que se abra a un diálogo político nacional para alcanzar un Acuerdo de País, sobre todo a raíz de que los donantes condicionaron el desembolso de US$120 millones de dólares para el Presupuesto de 2008, a un diálogo sobre el Plan Nacional de Desarrollo con énfasis Humano, PNDH, que le presentó el gobierno.

El legislador llamó al presidente Ortega a buscar un consenso con todas las fuerzas políticas del país en la Asamblea Nacional y a encontrar una solución a la crisis originada por la suspensión de las elecciones en tres municipios del Atlántico Norte.


Guzmán guarda distancia
Por su lado, el ex diputado y miembro de la Convergencia, Luis H. Guzmán, dijo que la relación con el Ejecutivo es un proceso de consenso y renegociación que está abierto y está en curso.

EL NUEVO DIARIO quiso conocer la versión del presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, pero dijo estar ocupado y que después nos atendería.