Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El diputado del PLC Enrique Quiñónez está en desacuerdo con la decisión de su bancada de posponer las elecciones municipales para enero de 2009 y dijo que en el acuerdo con el FSLN se cocina la elección de magistrados de la CSJ, prevista para junio y septiembre de este año.

“Que no me vengan con la excusa que la negociación es por el cambio de fecha del dos al nueve de noviembre a cambio de mover la fecha en la costa para enero del año que viene, aquí se cocina algo más de fondo y tiene que ver con los magistrados”, aseveró Quiñónez.

El también candidato a la vicealcaldía en fórmula con Eduardo Montealegre, dijo que mantendría su posición porque así se lo había prometido a los costeños, a las iglesias y a organizaciones de la sociedad civil en la RAAN.

Para Quiñónez el tema no se puede negociar porque además sería una muestra de debilidad de la oposición ante el gobierno del presidente Ortega.

“Alemán dice que es un juego de ajedrez, lo que pasa es que él es el único jugador, pero Daniel Ortega siempre le da jaque mate y termina perdiendo”, sostuvo Quiñónez.


“PLC nos traiciona”

Osorno Coleman, líder del grupo Yatama no sandinista, dijo que el PLC los traicionaría si cambian la fecha de las elecciones en tres municipios de la RAAN. El líder miskito señaló que los diputados deberían respetar la Constitución y el sentimiento de las iglesias y el pueblo costeño.

“Si el PLC y el FSLN hacen amarres nos sentiríamos traicionados y discriminados porque parece que están negociando y dejando a un lado a la población. Al PLC le gusta hacer pacto con el Frente Sandinista con lo que usualmente rompe la institucionalidad y, en esta ocasión, afecta directamente a los costeños ”, dijo Coleman.

También aseguró que estarían dispuestos a tomar serias medidas de protesta si el PLC no los toma en cuenta antes de negociar.

El grupo que lidera Coleman es más afín a la corriente liberal de Eduardo Montealegre por lo que aseguró que esperaban un consenso entre algunos diputados del PLC, del movimiento Vamos con Eduardo y del MRS para evitar el cambio de fecha.

Los costeños aparentemente viven en incertidumbre porque las decisiones sobre las autoridades que regirá el destino de sus pueblos está siendo cocinada en Managua por los líderes de partidos nacionales.

“Aunque aparentemente hay calma en la costa, en realidad hay nubarrones que aumentan la incertidumbre de qué pasará con la elección de nuestras autoridades, además ya hay grupos amenazando y eso no es ninguna calma” dijo Coleman.