•  |
  •  |
  • END

Los diputados del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, propusieron subsidiar el precio de los combustibles como una medida para frenar el alto costo de la vida. Según el coordinador del MRS, Víctor Hugo Tinoco, en 2008 quedarían disponibles unos 8 mil millones de córdobas originados de la cooperación petrolera venezolana que podrían utilizarse para financiar este subsidio.

La propuesta incluye un subsidio al precio del diesel, principalmente para beneficiar al transporte colectivo interurbano y al transporte de carga, pues es el combustible que más utilizan. Eso, según Tinoco, redundaría en una disminución en la tarifa del pasaje y en el precio de los productos básicos que transportan hacia la capital.

El porcentaje

La contribución gubernamental no significaría, según Tinoco, más del 25 por ciento de las ganancias estimadas para 2008 de la venta del petróleo venezolano. Adicionalmente, el MRS propone que otro 25 por ciento de los supuestos 8 mil millones de córdobas se destinen para financiar créditos favorables para los pequeños productores, y canalizar esos recursos a través del Banco de Fomento a la Producción.

El MRS propuso también destinar parte del dinero a subsidiar el búnker que se utiliza en las generadoras de energía, con el fin de evitar mayores alzas en la tarifa del servicio, que terminan perjudicando más a la población.

Gobierno incapaz

El MRS criticó la “incapacidad” demostrada por el gobierno para resolver la crisis económica ocasionada por los altos precios internacionales del crudo, y agravada por el paro del transporte interurbano y de carga.

“Mientras el pueblo nicaragüense vive y sufre la agonía de una situación económica cada vez más insostenible, los círculos de poder de los caudillos (Daniel) Ortega y (Arnoldo) Alemán están ocupados en otros temas”, dijo Tinoco.

Subsidio no es viable

En tanto, el presidente del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, David Castillo, desestimó la posibilidad de un congelamiento del precio de los combustibles, argumentando que “sería un impacto extremo para la economía del país”.

Castillo se reunió ayer con los miembros de la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional y sugirió una alternativa de solución a la crisis “focalizada”, es decir, identificar los sectores de acuerdo con el consumo de combustible, y de esa manera establecer los precios.

Para Castillo, la principal preocupación es la falta de reservas de combustible, particularmente de búnker para hacer funcionar las plantas generadoras. Según Castillo, sólo existen reservas para un día, por lo que inevitablemente habrá apagones.

Embajador desconoce acuerdo

Por su parte, el embajador de Honduras en Nicaragua, Jorge Milla Reyes, desconoció la existencia de un supuesto acuerdo petrolero entre ambos países. Milla tampoco sabe si Nicaragua está vendiendo derivados del petróleo venezolano a su país a través de Albanisa.

“Primera noticia que tengo, no estoy enterado de eso; ni siquiera sabía que había malestar aquí por parte de los transportistas. Lo que yo he sabido es que (los transportistas nicaragüenses) van a comprar combustible allá (a Honduras) porque es más barato”, dijo el diplomático hondureño.