Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El analista político Alejandro Serrano Caldera expresó que con la actual situación política, económica y social que enfrenta el país, “lo que está a la vista son reformas constitucionales para consolidar el poder hegemónico de caudillos”.

Serrano Caldera hizo esta advertencia en un foro que organizaron distintas organizaciones civiles con el objetivo de “analizar propuestas de desarrollo elaboradas por personalidades e instituciones en los últimos 15 años, para fabricar una propuesta nacional de desarrollo integral”.

Aunque Serrano planteó como hipótesis una posible consolidación de un “poder unidireccional” a través de reformas constitucionales, debido a la incierta aceptación de la clase política (Asamblea Nacional), manifestó que esa posibilidad debe representar un plan de acción de la sociedad civil.


Nicaragua en un círculo vicioso
Este analista político destacó que Nicaragua enfrenta los mismos problemas de hace 70 años, sólo que en distintas circunstancias y con distintos actores. En palabras de Serrano Caldera, la historia del país se mueve y repite de la siguiente forma: del pacto se va a las reformas constitucionales, para consolidar el poder unidireccional, lo cual genera una crisis que desemboca en una confrontación.

Para Serrano, este ciclo histórico es un problema de educación, por lo que llamó a una reflexión sobre el verdadero Estado de Derecho, la institucionalidad, los controles jurídicos, la participación ciudadana, los poderes del Estado, etc.

“No percibimos la ley como límite de poder, sino como herramienta de poder (...) hay que pensar en la institucionalidad, pero con conciencia; hay que hacer políticas jurídicas, pero con control social. Las políticas son para construir, no para destruir”, señaló.


Proponen
Según Serrano Caldera, entre las exposiciones del foro hubo consenso sobre los problemas que enfrenta Nicaragua y sus posibles soluciones. Él, como representante del Grupo de Reflexión y Participación Ciudadana, expuso en base al estudio “La Nicaragua posible”, antecedido por Mario Quintana, de la Coordinadora Civil, con el estudio “La Nicaragua que queremos”.

Lo político, lo social y lo económico son los ejes principales de la crisis que enfrenta el país, de acuerdo a estos expositores, para quienes la solución está en, fundamentalmente, la generación del diálogo y la negociación para crear consenso nacional, una participación ciudadana informada, plural, autónoma y diversa, un desarrollo humano ambientalmente sostenible y un equilibrio en las relaciones internacionales, entre otros.

Además, Mario Quintana en su ponencia hizo sugerencias para priorizar el accionar del gobierno. En lo social, según él, está el acceso a la salud, a la educación, al agua y a la energía; la creación de políticas de población, un sector transporte justo, la enseñanza de derechos sexuales y reproductivos, etc.