Silvia González
  •   Jinotega  |
  •  |
  •  |

El comerciante jinotegano Orlando Jarquín se encuentra a la espera de que la diputada suplente del departamento de Matagalpa por el partido ALN, Maritza Aráuz Zeledón, le pague los 4 mil dólares que supuestamente le debe por la venta de un autobús marca Internacional, color amarillo, placas 231-099, que le vendió en abril de este año.

El negocio se hizo a través de una promesa de venta donde Aráuz se comprometió a pagar 5 mil dólares al recibir el vehículo y 4 mil en un plazo no mayor de un mes, pero de no cumplir con lo convenido ella perdería los derechos del vehículo, más los 5 mil dólares, pero es la fecha y el acuerdo no se ha cumplido, por lo que Jarquín entabló una demanda en el Juzgado Primero Distrito de lo civil de Matagalpa en contra de la diputada suplente.

Según declaraciones de Jarquín, residente en el municipio de Jinotega, ahora la señora Aráuz no quiere pagar aduciendo que quince días después de haber adquirido el vehículo, a éste se le quebró el motor, y que además se está amparando en su inmunidad para no responder por la deuda.
Amparada en la inmunidad
“Cómo es posible que ahora me salga con este cuento, si antes de hacer el arreglo, el vehículo se lo llevó a chequeo mecánico y me he enterado que el vehículo lo ha trabajado”, dijo Jarquín.

En tanto, Aráuz Zeledón alega que efectivamente el vehículo a los días de haberlo obtenido se le quebró el motor y al tener la unidad parqueada se vio obligada a vender la ruta Matagalpa-Wiwilí que el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) le había otorgado.

Admitió haberse amparado en su inmunidad como diputada, haciendo uso de todos los recursos que le asiste la ley, pero que tiene toda la disposición de llegar a un arreglo, mismo que Jarquín no acepta ya que éste consiste en entregarle únicamente 2 mil de los 4 mil dólares que aún le debe.