• |
  • |

El Instituto para la Democracia, Ipade a través de su director, Mauricio Zúñiga, propuso al presidente Daniel Ortega, así como a la dirigencia del Frente Sandinista y del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, posponer la discusión de las reformas constitucionales y prioricen el auxilio a los damnificados del “Félix” y de las lluvias de octubre pasado.

“Poner en la agenda nacional reformas constitucionales en esta coyuntura, además de invisibilizar la tragedia, representa un factor de división en la sociedad e introduce innecesarias contradicciones ahí, donde se demanda el liderazgo político e institucional”, señala también un pronunciamiento del Ipade.

Recordó que la Asamblea Nacional no tiene el mandato del pueblo para transformar el sistema político nicaragüense, porque ni siquiera, durante la campaña, los candidatos hicieron una oferta de tamañas dimensiones.

Incluso, dijo que si se pretende cambiar el sistema de gobierno, primero hay que consultarle al pueblo, y un mecanismo para hacer efectiva esa consulta es que durante las elecciones municipales de noviembre de 2008 se le pregunte a la ciudadanía en una boleta adicional si está de acuerdo o no en cambiar el sistema político.

También el Movimiento por Nicaragua
Ayer mismo, el Movimiento por Nicaragua también se pronunció al respecto. “En medio de esta crisis, el gobierno del presidente Ortega y algunos dirigentes del PLC, en lugar de buscar solución a la misma, se encuentran enfrascados en una propuesta de cambio de régimen por un sistema parlamentario con el único fin de perpetuarse en el poder junto con sus aliados”, dice en su pronunciamiento.

En ese contexto, el Movimiento rechazó cualquier pretensión de reformar la Constitución que beneficie intereses personales y partidarios y no los de la nación.