Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El coordinador de la Alianza Movimiento Renovador Sandinista, Edmundo Jarquín, considera que el presidente Ortega dejó en evidencia, luego de su discurso, que sus prioridades no coinciden con las del pueblo.

Para Jarquín, más allá de la legalidad del uso de los fondo del ALBA, la distribución de los recursos no está destinada a terminar con la crisis del transporte que sacude al país.

“El presidente Ortega tiene otras prioridades a las de los nicaragüenses, porque si así fuese estaría disponiendo recursos para subsidiar al transporte urbano, interurbano y de carga, que tiene un impacto directo en el precio de la comida”, aseguró Jarquín.

Jarquín afirma que el presidente Ortega miente en algunos avances que dice que ha hecho para paliar la crisis energética, porque, por ejemplo, el subsidio a quienes consumen menos de 150 kilovatios hora ya existía desde el gobierno del ex presidente Bolaños, cuando no había cooperación venezolana.


Asamblea no debe reconocer deuda pública
Jarquín considera que ahora queda a la Asamblea Nacional tomar dos decisiones, declarar que no se considere deuda pública los millones del fondo del crédito venezolano o modificar la Ley Creadora de Petronic.

Para Jarquín la posibilidad de hacer transparente el uso del fondo del petróleo venezolano dependerá de cómo actúe la bancada del PLC, pero que en todo caso la solución propuesta por su bancada es reformar la Ley de Petronic.

“Y si no hay consenso entre las bancadas opositoras los diputados deben de estar claros de que en la sociedad, entre la gente, sí hay consenso porque es la que está sintiendo el alza de la comida y la imposibilidad de transportarse, y de hecho la gente está apoyando a los transportistas”, dijo Jarquín.

El año pasado la bancada MRS propuso una reforma a la Ley de Petronic en la cual se establece subsidiar el diesel y el búnker. Es precisamente en este sentido, según Jarquín, que se deben invertir los 520 millones de dólares que dijo Ortega que había ejecutado.