•  |
  •  |
  • END

Los subsidios a las cooperativas de transporte son desiguales e incoherentes, advirtió el economista José Luis Medal, pero el Ejecutivo no aclara el tema porque implicaría poner sobre la mesa la verdadera dimensión de los fondos venezolanos.

“El tema del subsidio a los transportistas debe analizarse de manera técnica y no política. El gobierno ha cometido dos graves errores: 1) No hacer transparente la ayuda venezolana. 2) Aplicar una política de subsidios incoherente dirigida al transporte urbano, siendo que los mayores niveles de pobreza se encuentran en el sector rural. El problema del transporte público debe abordarse de manera integral”, agregó.

Medal indicó que “ello requiere, primero, hacer transparente toda la cooperación venezolana y orientar todos los recursos de acuerdo a criterios de mayor rentabilidad económica y social”.

En segundo lugar, implica “aceptar ajustes de tarifas en el transporte urbano e interurbano, e implementar una política de subsidio focalizada a los sectores más pobres”.


Algunas medidas
“Ello podría incluir, entre otras medidas, subsidio directo a ciertos usuarios de transporte público, como estudiantes de escuelas y universidades públicas, que requieren transporte a sus centros de estudios”, sugirió Medal.

Asimismo, el experto señaló que hace falta “desconglobar el Impuesto Selectivo de Consumo de los combustibles en dos elementos: la mitad ISC y la otra mitad IVA, estableciendo tasa cero del IVA para el servicio de transporte público, lo que permitiría a los transportistas acreditarse todo el IVA que venga a corresponder al impuesto de los combustibles”.

Finalmente, Medal desestimó la cifra de 520 millones de dólares presentada por Ortega, porque semejante cantidad de dinero ya hubiera “tenido un efecto de reactivación económica, ya que su monto excede al de toda la inversión pública programada dentro del Presupuesto de la República para el año 2008”.

“En un país cuyo PIB apenas asciende a unos 6000 millones de dólares, una inversión de ese monto ya hubiera provocado una reactivación económica que no se observa por ningún lado. Es oportuno una auditoría de esos fondos y una evaluación de si se han utilizado o no hacia los fines de mayor rentabilidad económica y social”, recalcó.