•  |
  •  |
  • END

Luego de estudiar el borrador cero del Programa Nacional de Desarrollo Humano presentado por el gobierno de la República, el director ejecutivo del Instituto para el Desarrollo y la Democracia (Ipade), Mauricio Zúñiga, señaló que el documento presenta una serie de elementos positivos para el progreso del país, pero también demanda ser debatido ampliamente en la sociedad y lograr el debido consenso para que sea asumido por todos los actores políticos, sociales y económicos, hasta convertirlo en un proyecto de nación.

En ese sentido indicó que un programa de esta naturaleza no puede ser impulsado por una parte de la sociedad o sólo por el sector del gobierno, sino que requiere el concurso, la experiencia y capacidad de los diversos actores de la sociedad; para ello la población debe estar clara de cuáles son los objetivos, la metas y en qué parte de ese proceso se pueden integrar cada uno de sus componentes.


Aquí el elemento clave
-–afirmó-- para todo plan de desarrollo es la consulta, el debate y el consenso ciudadano para lograr la legitimidad social.


Propósito es bueno, pero...

“Creo que el propósito del plan es compartido por todo el país, ya que se trata de superar la pobreza y construir un modelo más justo, más equitativo, y también es positivo que se plantea una nueva estructura de poder más democrática, pero la misma también debe tener el consenso, la legitimidad y la sumatoria de todo los actores posibles de la sociedad”, destacó.

“El documento tiene valores muy importantes que son compartidos por toda la población, como son la complementariedad, el desarrollo humano estructural desde la sociedad, la inclusión, la comunidad y la igualdad, y un Estado proactivo que restaure los derechos ciudadanos”, enfatizó.

Sin embargo, subrayó que esos derechos serán restaurados a través del poder ciudadano, en lo que el elemento clave aquí es conocer la definición de esa estructura y además en que sea lo más incluyente posible, porque hasta el momento ha sido visto únicamente como un programa o proyecto del partido en el gobierno.