Ary Pantoja
  •  |
  •  |

Desde el seno de la bancada del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, la diputada de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Jamileth Bonilla, pidió ayer la renuncia y el retiro de la política del presidente de este partido, Eduardo Montealegre Rivas, bajo el argumento de que “ha demostrado incapacidad para dirigir y resolver los problemas internos que enfrenta”.

Según Bonilla, la renuncia oficial a la bancada de ALN del diputado Ramiro Silva ayer, ante la Primera Secretaría de la Asamblea Nacional, demuestra que los problemas internos del partido, lejos de resolverse, se han agudizado. Bonilla no descartó que otros legisladores sigan los pasos de Silva.

Sin mencionar nombres, recordó que cuatro diputados más, incluyéndola, aún se resisten a asistir a las reuniones de bancada. Carlos García y Eliseo Núñez Hernández también se han declarado en rebeldía mientras Montealegre no destituya a la jefa de bancada, María Eugenia Sequeira.

Bonilla participó ayer en un seminario sobre el Presupuesto General de la República, organizado por la bancada del PLC exclusivamente para sus diputados, en Montelimar; y aunque el diputado Wilfredo Navarro dijo que invitaron a los legisladores de ALN, lo cierto es que sólo Bonilla asistió al evento argumentando que “iba de paso hacia León y decidí pasar a saludarlos”.

La solicitud de retiro
“Creo que la arrogancia de Eduardo está permitiendo que los diputados de esta bancada se estén aislando y alejando cada vez más. Eduardo es un empresario exitoso, una persona de buen carácter, pero como político ha dejado mucho que desear y creo que él podría aportar más a Nicaragua invirtiendo; creo que no ha dado la talla para meterse en la política”, expresó Bonilla.

La legisladora insistió en que Montealegre ha restado importancia tanto a la renuncia de Silva como a la rebeldía de los diputados, producto, según dijo, de que el ex banquero se resiste a resolver puntos torales, como la destitución de Sequeira, la separación de la ALN y el Partido Conservador, PC, en dos bancadas independientes, y la destitución de la directora de Organización del partido, Kitty Monterrey.

Montealegre cedió demasiado
Bonilla considera que parte de la actitud de Montealegre reside en sus compromisos con el Partido Conservador. Considera que el presidente de ALN cedió demasiado espacio a los conservadores, incluso desde el momento de la elaboración de la lista de candidatos a diputados, al permitir cuatro puestos para los verdes.

Según Bonilla, actualmente Montealegre tiene más respaldo de los conservadores que de los mismos liberales dentro de ALN.

Consultado Montealegre ayer por EL NUEVO DIARIO, se excusó y dijo que no respondería a Bonilla.