•  |
  •  |

Aunque Alexis Argüello jura y perjura que es el candidato oficial del Frente Sandinista a la Alcaldía de Managua, Evert Cárcamo, uno de los más fuertes competidores del tricampeón mundial de boxeo, no echa pie atrás y asegura que no hay nada para nadie en cuanto a quién será el ungido.

“Mi gente me ha esperado mucho para que yo sea el candidato a alcalde de Managua, ha sufrido y aguantado conmigo, ha sido disciplinada conmigo, yo soy el elegido por la gente y elegido por el pueblo, me tiene sin mucha preocupación lo que diga el campeón, porque también van a salir más candidatos”, dijo.

Cárcamo, que intenta por tercera vez ser el candidato a la comuna capitalina, no cree que el presidente Daniel Ortega haya escogido de dedo a Argüello, porque ahora tiene que escuchar al pueblo, “que está pidiendo que yo sea el candidato, que yo sea el alcalde”.

El diputado “matizón” grafica que la competencia por la candidatura a lo interno del FSLN es como un juego de béisbol, mientras no caiga el último out, el partido no se acaba.

“El pueblo ya me eligió”

Sin embargo, a pesar de que reafirma de que no hay nada para nadie dentro del partido sandinista, el pueblo ya lo eligió a él. “Yo le digo a mi partido que ponga a los concejales, que ponga al vicealcalde, porque yo les voy a dar el espacio que se merecen”.

Ayer, Día de Difuntos, Cárcamo visitó el Cementerio General, y grupos de ciudadanos lo alentaban a seguir dando la pelea a lo interno del FSLN para lograr la candidatura. Algunos le recordaban que Argüello no era militante del Frente Sandinista.

Argüello reafirmó el jueves que su renuncia a la Vicealcaldía era una demostración fehaciente de que contaba con el apoyo del presidente Ortega. Hay quienes a lo interno del partido aseguran que el otrora flaco explosivo tiene también el apoyo de la primera dama Rosario Murillo.