•  |
  •  |

Seis meses después del escándalo que trastocó las esferas gubernamentales, la Cancillería oficialmente canceló el nombramiento de Gerardo Miranda, Cónsul de Nicaragua en Liberia, Costa Rica.

Miranda fue acusado de extorsionar a un inversionista en nombre del Frente Sandinista. La acusación fue hecha en mayo pasado a través del programa televisivo Esta Semana, en donde el inversionista presentó una grabación con la voz de Miranda en la que supuestamente éste pedía cuatro millones de dólares a cambio de solucionar los problemas legales de la Sociedad Anónima que representa el inversionista, cuyo nombre es Armel González.

A pesar de los múltiples señalamientos contra Miranda, el Canciller Samuel Santos no lo retiró de su cargo. En octubre, una fuente de la Cancillería aseguró que Miranda fue removido de su cargo, pero es hasta ahora, en La Gaceta del primero de noviembre, que oficialmente se cancela el Acuerdo Ministerial que lo nombraba Cónsul en Liberia.

Aun antes del escándalo, el gobierno de Costa Rica no le había dado el exequátur a Miranda, a quien la Fiscalía está investigando por la denuncia interpuesta por González, quien también es investigado por supuestamente sobornar a Miranda.

Su repertorio

Miranda Obregón fue diputado por el Frente Sandinista en la Asamblea Nacional y alcalde de San Juan del Sur, municipio de Rivas.

Fue calificado como traidor por sus colegas diputados del Frente Sandinista el año pasado, cuando el día que se elegiría a la Junta Directiva de la Asamblea Nacional apareció en la bancada del Partido Liberal Constitucionalista.

Horas después, acompañado del hoy presidente de la República, Daniel Ortega, echó pie atrás a su decisión, y la llovizna de epítetos expresados por sus compañeros quedaron para la historia.