•  |
  •  |
  • END

El candidato a la Alcaldía de Managua por el PLC, Eduardo Montealegre, guardó distancia de sus aliados y condenó la suspensión de la personalidad jurídica de cuatro partidos políticos en la contienda electoral.

“Yo quiero competir con todos, y aunque esa acción haya venido del PLC, yo de manera personal rechazo la cancelación de la personería jurídica; los respaldo también porque yo ya he sido víctima de las arbitrariedades del CSE cuando me quitaron la presidencia de la ALN, que por cierto no hicieron mucha bulla”, dijo Montealegre.

Montealegre afirmó que tomarán acciones desde la Asamblea Nacional para apoyar a los partidos afectados o cualquier medida que evite las acciones del CSE.

Quiñónez señala a Navarro
Por su parte, el candidato a vicealcalde de Managua por el PLC, Enrique Quiñónez, aseguró que no es de extrañarse que ésta sea una obra del pacto entre Arnoldo Alemán y Daniel Ortega, respaldados por la cúpula de su propio partido, que se ha sentido más cómoda con el FSLN
“Siempre Wilfredo o Arnoldo, u otros miembros del PLC que les encanta sentarse con el FSLN, comienzan, pero quien ejecuta es el Frente Sandinista. Tanto Eduardo como yo estamos a favor de que haya condiciones justas y que se respete la democracia, que se respete a los contendientes, yo lo que veo es que se beneficia al Frente”, dijo Quiñónez.

Quiñónez, uno de los más críticos del PLC, exigió a su propio partido no prestarse al juego del Frente, que hace esta jugada a través de sus magistrados, y aprovechó para calificar a los magistrados liberales de “pro FSLN”.

Para Quiñónez este tipo de acciones perjudica la imagen del PLC y de quienes trabajan en la campaña municipal. Respecto a las informaciones vertidas por el PLC sobre el MRS, Quiñónez dijo que en política todo se vale, siempre y cuando no se llegue a golpes o a entregar el poder al Frente Sandinista.

“Es una vergüenza lo que hace el PLC, nos avergüenza a los demócratas, porque nosotros propugnamos para que aprendamos a convivir en la democracia todas las fuerzas políticas”, aseveró Quiñónez.

Conservadores peleados
Luciano “Chanito” García, Presidente departamental del Partido Conservador, pero aliado de Montealegre, abandonó al PC en la lucha electoral, y ahora critica a su mismo partido por no unirse al PLC y salvar su personalidad jurídica.

“Esto es lo que pasa por las decisiones de la presidenta Azalia Avilés, que no hizo caso al Consejo Directivo que pidió se aliara con los liberales, para derrotar al Frente Sandinista, lo que pasa es que ellos le hacen el juego al Frente, y éstos son los resultados”, aseguró García.

Para García todo se debe a una deficiente conducción del partido verde por parte de Avilés, a quien asegura entregó un partido estructurado, con diputados y alcaldes, y ahora no tiene personería jurídica y tampoco candidatos.

Avilés respondió a los señalamientos y dijo que han hecho mayúsculos esfuerzos para mantener a flote al partido, pero que García, siendo una autoridad departamental, más bien ha tratado de boicotear el trabajo y evitar que los conservadores se inscriban como candidatos en la casilla cuatro.

Ante la propuesta de “Chanito” de que las demás fuerzas liberales absorban a los conservadores, dijo que era un mal ejemplo para la juventud conservadora que se viene organizando en el partido.

Finalmente, el vocero del PLC, Leonel Téller, le puso la tapa al pomo mediante un comunicado oficial en el que -–después de una serie de descalificativos impublicables-- aseveró: “La ley es dura, pero es la ley. No llenaron los requisitos (el MRS y el PC). No pueden participar”.