•  |
  •  |
  • END

El analista político Cairo Manuel López calificó el proceso de cancelación de la personalidad jurídica que inició el CSE en contra del Partido Conservador, PC, y del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, como un intento del PLC y el FSLN de polarizar las elecciones municipales.

“Han surgido actores que están disputándoles el electorado”, alegó López, quien también dijo que “la decisión es una sonda enviada en el espacio del país para ver qué reacción pueden tener los partidos políticos o la sociedad civil”.

López agregó que “será muy interesante ver cuál será la reacción dentro del PLC ampliado (alianza), por parte de Eduardo Montealegre”, pues “dependiendo del grado de reacción que él tenga, se verá si está a favor del pluralismo político y la democracia, o si por el contrario, ha abdicado (renunciado) en la lucha contra el pacto”.

Cortina política
Además, cree que este hecho trata de quitar la atención sobre los principales problemas que tiene el país: el alza de los precios del petróleo, los cortes de energía que están planteándose nuevamente, el problema del transporte, la tensión que existe en la Región Autónoma del Atlántico Norte, la crisis alimentaria, la erosión que tienen los salarios de la masa trabajadora, y el empobrecimiento sucesivo que sufre Nicaragua.

“Se está evitando tocar los problemas principales del país, que deberían de abordarse entre todos los nicaragüenses, y no frente a estos dos actores políticos (PLC y FSLN), que en base al pacto de 1999 han logrado polarizar el país en torno a sus intereses”, señaló López al respecto.

López considera que una exclusión de las alianzas del PC y del MRS se vería muy mal a lo externo y a lo interno, y podría contribuir a deslegitimar las actuales elecciones programadas que ya están teniendo diversas aristas, sobre todo con la posposición de las elecciones en la RAAN.