Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Al margen de la agenda política, algunos diputados se mostraron ayer preocupados por la subjecución presupuestaria que el gobierno demuestra en los gastos de capital, particularmente el Programa de Inversión Pública. El diputado de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, Carlos Langrand, dijo que al 30 de abril se ha ejecutado únicamente el 20 por ciento de los gastos de capital.

“Siento que el gobierno está interesado únicamente en que le aprobemos más y más préstamos y ni siquiera ha podido ejecutar lo que debería del Presupuesto de Inversión Pública”, señaló Langrand.

Según las cifras manejadas por el legislador, el Fondo de Inversión Social de Emergencia, FISE, ha ejecutado el 4.35 por ciento; el Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural, Invur, el 4.77 por ciento; la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, 7.26 por ciento, y el Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, el 14.21 por ciento.

“Todas estas instituciones forman parte de la estrategia de reducción de la pobreza, y por ejemplo, el programa productivo alimentario conocido como ‘Hambre Cero’, de 185 millones de córdobas, ha ejecutado el 9.63 por ciento (de su presupuesto)”, explicó.


Gutiérrez: “No saben de lo que hablan”

El diputado del Frente Sandinista y vicepresidente de la Comisión Económica del Parlamento, Wálmaro Gutiérrez, desestimó las aseveraciones de su colega Langrand, alegando que muchos de los proyectos de inversión pública están en ejecución, y por tanto no pueden reportarse en ese informe correspondiente al primer cuatrimestre del año.

Según Gutiérrez, los informes de ejecución presupuestaria están diseñados para cada cuatro meses y, en el caso particular de la inversión pública, los proyectos en proceso no pueden incluirse mientras no concluyan.

Gutiérrez reconoció algún tipo de atrasos en el plan de inversiones públicas, sin embargo, insistió en que la ejecución presupuestaria en este rubro depende del período en que culmina un proyecto e ingresa al Sistema Integrado de Gestión Financiera Administrativa y Auditoria, Sigfa, para que conste en el informe de ejecución correspondiente.

“La ejecución del plan de inversiones públicas no es lineal, así que no se puede dividir entre los 12 meses del año y se va viendo el plan de ejecución mes a mes; eso se ve por volumen de inversión de entre tres y cuatro meses”, explicó.

La segunda característica que, según Gutiérrez, explica el desfase, es que muchos de los préstamos que aprobó ayer la Asamblea Nacional son precisamente para ejecutar proyectos que estaban a la espera de los desembolsos, pero producto de la parálisis legislativa no se habían aprobado y, por ende, éstos no estaban en ejecución.