Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Parece contradictorio: la mitad de la población desaprueba la administración del presidente Daniel Ortega, pero considera que ha tenido una buena gestión en el sector educativo y de salud, según una encuesta realizada a finales de abril por la firma Borge y Asociados.

Los resultados de la encuesta muestran el nivel de pesimismo de una parte de la población, cuyo 31.3 por ciento en 2006 aseguraba que el país iba por mal camino. En 2007 este porcentaje aumentó hasta el 69.7 por ciento, y en este año es del 76.7 por ciento. Sólo un 3.3 por ciento de los pobladores encuestados afirma que su condición socioeconómica está mejor que hace un año. La mayoría, un 36.3 por ciento, asegura haber empeorado.

La encuesta fue realizada por teléfono a 300 personas mayores de 18 años, básicamente de clase media alta residentes en zonas urbanas. Según Borge y Asociados, la encuesta incluye a prácticamente todo el sector empresarial y profesional. Tiene un nivel de confianza del 95 por ciento y un margen de error de ± 6%.


La contradicción
A pesar que la mitad de la población reprueba al presidente Ortega, un 34.3 por ciento cree que su desempeño en el gobierno no ha sido “ni malo ni bueno”. El 25.7 por ciento considera que la forma de actuar de Ortega respecto a la economía ha sido muy mala. El porcentaje sube hasta el 44.7 por ciento cuando se trata el tema del desempleo.

El desempleo y la economía siguen siendo los dos principales problemas que resiente la población. Mientras en 2007 la dificultad más grave de los nicaragüenses era el desempleo –-eso pensaba el 38 por ciento de la población--, en 2008 el 48 por ciento ubica a la economía como el problema fundamental.

Las instituciones con mayor confianza son encabezadas por las organizaciones educativas (82.3 por ciento), seguidas por las denominaciones religiosas (72.0 por ciento) y de los noticieros de televisión (69 por ciento). En el otro extremo están las instituciones en las que la población más desconfía. Los partidos políticos dirigen esta lista (85.0 por ciento), les sigue la Asamblea Nacional (73.3 por ciento) y luego la justicia (63.7 por ciento).


Hasta Chávez
En el año 2008 el 40.7 por ciento de la población nicaragüense asegura que el líder más importante de América Latina es el mandatario de Venezuela, Hugo Chávez. Un año antes, el 48 por ciento hacía tal afirmación. Sólo el 0.3 por ciento cree que el presidente Daniel Ortega es un líder latinoamericano.

Según la encuesta, el 22.7 por ciento de la población se considera ideológicamente de derecha, una proporción menor a la que aseguraba serlo en 2007 (32 por ciento); contrario al 9.3 por ciento que asegura ser de izquierda, porcentaje que también ha disminuido respecto a 2007 (16 por ciento).