Sergio Aguirre
  •  |
  •  |
  • END

Luego de realizar un estudio en 18 municipios del país sobre la participación ciudadana en 2007, la Red Nicaragüense por la Democracia y el Desarrollo Local recomendó avanzar en un proceso de descentralización del Estado, fortalecer la autonomía política, mejorar la definición de competencias e incrementar los recursos financieros de los gobiernos locales.

Una parte de este estudio mostró que existen muy pocas alcaldías que tienen una oficina encargada de recibir y brindar información al público, sin embargo, en su mayoría se observó disposición favorable de los funcionarios para ofrecer la información solicitada, y los líderes comunales calificaron de buena la atención recibida.

Luis Sierra, investigador social de la Red, señaló que durante 2007, en casi todos los municipios que fueron parte del estudio se hicieron dos cabildos previstos por la ley, uno al inicio del año, para informar sobre la gestión de 2006, y otro a finales para consultar el presupuesto y el plan de inversiones de 2008. En este último cabildo se realizaron reuniones previas en un 55 por ciento de los municipios, y también se organizaron encuentros con mujeres, adolescentes y niños.


Buenos resultados de los CDM
Por otro lado, expresó que el año pasado los Comités de Desarrollo Municipal, CDM, funcionaron en el 72 por ciento de estos 18 municipios, sus juntas directivas se reunieron un promedio de cuatro veces, y las mesas temáticas trabajaron en dependencia de la iniciativa de sus miembros.

Entre los logros de los CDM en 2007 resaltó la comunicación y la concertación entre distintos actores municipales para elaborar propuestas de inversión, la planificación coordinada de acciones en situaciones de emergencia y la canalización de demandas ciudadanas a través de organizaciones civiles participantes.

En cuanto a las dificultades encontradas, el estudio identificó el manejo centralizado por parte de algunos alcaldes de las convocatorias y decisiones del CDM, la ausencia de organizaciones civiles de importancia y la tendencia de instituciones del gobierno central de coordinarse directamente con los Consejos de Poder Ciudadano, CPC, particularmente en la alcaldías administradas por el FSLN.