Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El candidato a la Alcaldía de Ocotal por la Alianza Liberal Nicaragüense, José Andrés Castillo Urbina, antiguo miembro del Ejército y del Frente Sandinista, es quien dirige junto a productores una demanda de prórroga por una deuda de unos 30 millones de dólares de unos 20 mil productores de los departamentos de Estelí, Nueva Segovia y Madriz
Los críticos de Castillo le encaran su repentino cambio, pero él lo atribuye a “a las arbitrariedades del FSLN y del mal gobierno del presidente Daniel Ortega. El diputado Ramiro Silva, de la bancada ALN, negó que haya miembros del FSLN en su partido, y que el caso de Castillo es único en Nueva Segovia.


Lidera protestas contra microfinancieras
Castillo sostiene que con los tranques en el puente de San Juan de Río Coco, en marzo pasado, lograron evitar que los productores fueran encarcelados por las deudas. Extraoficialmente se conoció que la protesta en contra de las microfinancieras es una estrategia del FSLN para capitalizar a la Caja Rural Nacional, Caruna, mientras los dirigentes de las protestas, José Andrés Castillo Urbina y Omar González Vílchez, saldrían beneficiados con sus moras a las microfinancieras.

Vílchez tiene cuentas pendientes con Contraloría tras una auditoría a su gestión y que determinó presunción penal por la compra de terrenos, gastos ilícitos y la venta de bienes de la municipalidad.


Microfinancieras:
“es político”

Por su parte, Alfredo Alaniz, presidente de la Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas, aseguró que todo se trata de un grupo de dirigentes que intentan sacar algún rédito político y a la vez salir beneficiados con las deudas que tienen con las microfinancieras.

Prueba de ello, según Alaniz, es que a nivel nacional el número de morosos es de apenas el 0.1 por ciento, por lo que descartó que sea masivo o que se trate de 20 mil productores como menciona Castillo.