•  |
  •  |

Los doce convencionales del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, de Miami, cerraron filas con sus pares de Nicaragua para oponerse a las reformas constitucionales, porque tras esas enmiendas lo que se esconde es la consolidación del pacto, y “lo más grave” que se percibe es que el doctor Arnoldo Alemán está apoyando eso.

Róger Castaño, convencional liberal de Miami, recordó a EL NUEVO DIARIO que en la última convención del partido se dijo no más al pacto entre el PLC y el Frente Sandinista, y rechazó la posibilidad de hacer reformas constitucionales este año o el próximo.

Informó que la junta directiva del PLC en aquella ciudad estadounidense se pronunciará al respecto para exigir al ejecutivo nacional del partido que se respete la voluntad de la gran convención y que las estructuras de dirección trabajen por la unidad del liberalismo.

Ayer mismo, el primer vicepresidente del PLC, Wilfredo Navarro, refrendó lo señalado por Castaño en el sentido de que no caben reformas ni este año ni el próximo, porque todos los esfuerzos deben estar dirigidos a trabajar por las elecciones municipales.

La “trampita” de los académicos

“Mi planteamiento en el ejecutivo nacional es que esto es como una trampita, el documento de los académicos alrededor de las reformas, por lo tanto ni debemos abrir un debate sobre esto, aunque se hagan los aportes necesarios”, comentó.

Navarro aseguró que no existe la más mínima posibilidad de que haya reformas este año. Dijo que el documento presentado por la comisión que elaboró la propuesta contiene lo que ya se había adelantado alrededor de las magistraturas vitalicias, la posibilidad de la reelección de los diputados solamente a partir de 2011, así como la reelección del presidente y del primer ministro.

El político liberal reitera que con relación a las magistraturas vitalicias, hay una repartición con cuchara grande y les dan un “caramelito” a los diputados para que puedan reelegirse.

Esto incluye la posibilidad de que el Ejecutivo pueda disolver la Asamblea Nacional. Planteó que hay que definir en la Constitución cuáles son los requisitos para una reforma parcial y para una reforma total o constituyente, porque “para mí, todo lo que implique cambio de sistema político es una constituyente”.

Rizo: “Un solemne desatino”

Por su parte, el ex vicepresidente José Rizo fue claro tras señalar que las pretendidas reformas solamente buscan perpetuar en el poder a figuras políticas a través de un disfraz de una reforma.

“Esto es atropellar la voluntad popular y convertir a Nicaragua en un centro experimental, como si ya no hemos experimentado y de forma negativa para llevar a que el país sea uno de los más pobres”, matizó.

Rizo dijo que es un solemne desatino que se pretenda abrir una discusión sobre reformas constitucionales cuando el país tiene problemas más urgentes, como la situación de la energía eléctrica, los precios del petróleo o el caso de los damnificados por las lluvias.


Alemán desesperado, ataca

Cada día que pasa se ve más lejos la posibilidad de que las reformas constitucionales pactadas entre Daniel Ortega y Arnoldo Alemán lleguen a ser una realidad, al menos en el corto plazo que ambos políticos se han planteado, porque existe un fuerte rechazo, al menos dentro del Partido Liberal Constitucionalista, PLC.

Ayer, el ex presidente dijo que tres de sus correligionarios que se oponen férreamente a esas enmiendas a lo interno del partido liberal ni siquiera abren la boca. Cuando se le preguntó, dijo: “Cuando vienen aquí se quedan callados, debe ser que les gusta el protagonismo”.

Alemán se refiere a José Rizo, Wilfredo Navarro y Enrique Quiñónez, de quienes dijo empezaron a criticar las pretendidas reformas sin siquiera conocer el documento elaborado para ese fin por una comisión de juristas del PLC.

Condición

Sin embargo, el líder del PLC condiciona el paquete de reformas recién propuestas, tanto por el lado del Frente Sandinista como de su partido, a que entren en vigor las enmiendas parciales que fueron aprobadas en las legislaturas de 2005 y 2006, que están congeladas por la Ley Marco.

El descongelamiento de las reformas constitucionales no requiere de ninguna votación especial, con 47 votos es suficiente para derogar la Ley Marco.

El doctor Alemán sabe que es cuestión de tiempo para que ambas bancadas mayoritarias se pongan de acuerdo para “matar” la Ley Marco, y por eso afirma que el documento (propuesta de reformas) preparado por los académicos de su partido está listo para “profundizar la democracia”.

Disimulo

Alemán aprovechó para señalar de ineficiente el gobierno de su socio Ortega, y de paso se burló de que el ex presidente Enrique Bolaños haya publicitado que al dejar el gobierno también dejaba la mesa servida.

Otro anuncio que hizo Alemán es que del primero al 15 de febrero del próximo año serán las inscripciones de candidatos para las elecciones internas con miras a los comicios municipales. Del primero al 22 de marzo será para hacer campaña, y el 23 de ese mismo mes van las elecciones. Se hizo la salvedad que por razones de las alianzas electorales, los que salgan electos quedan a disposición del partido para acomodar las listas.