•  |
  •  |
  • END

Ary Neil Pantoja
El primer vicepresidente del Poder Legislativo, Luis Roberto Callejas Callejas, prácticamente le declaró ayer la guerra al tabaco, al presentar oficialmente ante la Primera Secretaría una iniciativa de ley que, entre otras cosas, prohíbe la exhibición abierta de las cajetillas de cigarros en tiendas, supermercados, pulperías y cualquier otro expendio público de productos varios.

Pero además, el artículo diez de la propuesta establece que “se prohíbe a toda persona natural o jurídica participar o dedicarse a la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco a nivel nacional o entre fronteras, sin limitar la extensión de esta disposición...”.

La nueva legislación que podría suplantar a la Ley de Protección de los Derechos de los No Fumadores, conocida como Ley 224, también contempla fuertes sanciones para quienes incumplan las disposiciones señaladas.

Advertencia más visible
A partir de que se apruebe la ley, las agencias o casas comerciales dedicadas a la importación y comercialización de tabaco, deberán incluir en las cajetillas de cigarros, un pictograma (dibujo o foto) mostrando los efectos en el organismo humano que causa el consumo de tabaco.

Las sanciones están contenidas en el artículo 24 de la propuesta, y contemplan multas que van desde los 500 hasta los 100 mil córdobas, “dependiendo del tipo de infracción”.

Otras sanciones son para los locales que incumplan las disposiciones, como “suspensión temporal de la licencia, en caso de reincidencia o no pago de la multa; además de clausura definitiva del lugar, en cuyo caso quedarán sin efecto las autorizaciones que se hubieren otorgado al establecimiento”.

Las sanciones anteriormente mencionadas van dirigidas a empresas y personas naturales. El artículo 22 establece que “cuando la infracción se trate de publicidad, serán considerados responsables tanto la empresa publicitaria, como el beneficiario de la publicidad, entendido por este último el titular de la marca o producto anunciado, así como el titular del establecimiento o espacio en el que se emite el anuncio”.

“Las infracciones podrán ser denunciadas ante la Policía Nacional y el Ministerio de Salud por cualquier persona, y serán sancionadas por estos mismos”, se lee en el artículo 23 de la iniciativa de ley.