•  |
  •  |
  • END

Aparte de solidarizarse humanitariamente con la dirigente del MRS, Dora María Téllez, el Grupo Ética y Transparencia llegó ayer hasta el lugar donde la comandante mantiene desde hace tres días una huelga de hambre por una “democracia con gallo pinto”, a denunciar como un “atentado al desarrollo democrático y al pluralismo político” el proceso de cancelación de la personalidad jurídica que el CSE inició en contra de cuatro partidos políticos.

“Es un acto humanitario, pero también es una acción en defensa de los derechos políticos de participación y pluralismo (en elecciones), como cláusulas de la gobernabilidad”, expresó el director ejecutivo de E y T, Roberto Courtney.

En un pronunciamiento leído públicamente, este grupo cívico exhortó al Consejo Supremo Electoral, CSE, “a cumplir con el mandato constitucional de respetar la personalidad jurídica de estos partidos políticos”.

Da fe de haber cumplido con requisitos
Además, en el pronunciamiento, E y T asegura que estos partidos “no sólo han efectuado su debida inscripción para competir en la próxima contienda electoral, sino que también cumplen con todos los requisitos legales para hacerlo”.

Por ello, hicieron un llamado al CSE a recordar que “fue él mismo quien ratificó estos aspectos semanas atrás”, respecto al hecho de que la revisión de la legalidad de los partidos políticos ya pasó, según lo establecido por el calendario electoral para estos comicios.

“Tenemos a bien hacer sentir al pueblo nicaragüense nuestra preocupación sobre la actitud indebida del CSE”, se lee en el pronunciamiento de E y T, en alusión al proceso de cancelación de la personalidad jurídica en contra del partido Movimiento Renovador Sandinista, Partido Conservador, PC, Partido Movimiento Unidad Costeña, Pamuc, y Partido Indígena Multiétnico, PIM.

“Toda mi admiración”, le dijo Courtney a Téllez al momento de lo que fue una despedida fugaz.

Los solidarios
Pareciera que está convaleciente en un hospital. La comandante Dora María Téllez, dirigente del partido MRS, sentada en una hamaca que está bajo una improvisada carpa de plástico negro, recibe constantes visitas de solidaridad por la huelga de hambre que inició hace tres días por una “democracia con gallo pinto”.

Una silla de plástico que está a la par de ella es la que alberga a los solidarios, que van desde transeúntes comunes y corrientes, hasta el candidato a alcalde de Managua por la Alianza PLC, Eduardo Montealegre. Los últimos (hasta el cierre de esta nota) fueron los directivos de E y T.

Cairo Manuel López, analista político, es uno de los que se solidarizó la tarde ayer con Téllez. “Es un gesto significativo por la democracia, para mantener los espacios de pluralismo, lo cual es el soporte para un Estado de Derecho”, apuntó.

En defensa de los espacios democráticos
Además, dijo que esta huelga “está haciendo coincidir a fuerzas políticas para que surjan como organizaciones esperanzadoras, en vista del cierre de espacios participativos”.

López, a las 4:40 de la tarde, apenas tenía media hora de estar ahí, según dijo. Pero uno de los constantes es el dirigente y diputado del MRS, Víctor Hugo Tinoco, quien expresó que esa huelga “es una lucha por el respeto al derecho de la población a votar por quien desea y no por quien le imponen”.

Mientras los solidarios la saludan enérgicos, ella sólo se limita a asentar con la cabeza y decir “sí, sí, sí”, en un recomendado esfuerzo por conservar energías. Sin embargo, las muestras de apoyo no paran. Conductores de vehículos particulares y taxis que bordean en su andar la rotonda de Metrocentro, hacen sonar sus bocinas seguidamente y saludan alzando una mano.

Qué dice la gente
“Arriba Dora María”, grita un hombre que viaja como copiloto en un vehículo pequeño. No obstante, la oposición no falta. Un niño como de 12 años asoma casi la mitad de su cuerpo por la ventana de un carro, para gritar: “La dos, la dos, la dos”.

Hasta aparece un hombre con una evidente apariencia de indigente acusando de ladrones a personas presentes y proclamando el voto en la casilla uno.

Pero la huelga sigue. “Y se rompen los fuegos”, anunció el dirigente del MRS y general en retiro, Hugo Torres. Dora María continuó postrada en su hamaca de saco macén, sosteniendo sólo una botella de agua purificada en su mano izquierda y siempre rodeada de los solidarios.