Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

La política vista desde los diputados es diferente a la que ve el ciudadano común y corriente. Más del 50 por ciento de los legisladores de diversas ideologías entrevistados por la Universidad de Salamanca considera que no se debe expulsar a los diputados que no votan conforme las disposiciones de su partido político, algo contrario a la realidad.

Esta información se extrae de la encuesta “Elites Parlamentarias Latinoamericanas, el caso de Nicaragua” elaborada por la Universidad de Salamanca, España. La encuesta fue hecha el año pasado a 69 diputados. Previamente se realizó en toda América Latina a cuatro mil 500 políticos con el propósito de conocerlos mejor.

Durante la culminación del curso de especialización en Ciencias Políticas impartido por la Universidad Americana y esta universidad española, el vicerrector de la Universidad de Salamanca, Manuel Alcántara, explicó que es preciso conocer a los políticos para conocer la política.

Reveladores
Los resultados revelan que una proporción considerable de los legisladores asegura algo que no está de acuerdo con la realidad. Por ejemplo, el 28% de los sandinistas encuestados cree que un diputado debe continuar dentro del partido y de la bancada cuando se ha desvinculado de las decisiones de su partido.

La encuesta fue hecha a 28 sandinistas, 18 del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, dos del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, 17 de la entonces Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, ahora Bancada Democrática Nicaragüense, y a cuatro independientes.

Sesgos
Una mayoría de encuestados, el 42 por ciento, contestó que el principal socio inversor de Nicaragua es la Unión Europea. Esta información errónea, explica Alcántara, es parte del sesgo que hubo con la entrevistadora, que es europea.

Más del 50 por ciento de los diputados de las tres agrupaciones políticas más grandes tienen familiares en las esferas políticas, y más del 90 por ciento de los diputados asegura que es creyente.

Los legisladores, además, se ubicaron en una escala ideológica del uno al diez, donde en el uno están los de izquierda y en el diez, los de derecha. La media de diputados del PLC se ubica en el punto número seis. Los del Frente Sandinista en el 2.32, y los de la ex ALN en el 6.53.

En otros temas, los diputados valoraron mejor al Ejército de Nicaragua, contrario al Poder Judicial, al que consideran que no es independiente.

Por otra parte un mayoría de los diputados considera que Nicaragua debería centrar su política exterior en Centroamérica (27.5%); y Estados Uidos (27.5%). Un 24.6% cree que deberìa centrar los esfuerzos diplomáticos en América Latina y solo un 14.4% opina que la política exteriro debe dirigirse hacia Europa.

En otro ámbito, el 31.9 por ciento de los legisladores cree que el principal problema de los nicaraguenses es la pobreza y la desigualdad.