Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Las controversiales acciones del Presidente de la República, Daniel Ortega, a nivel internacional, hacen creer a algunos analistas que no existe una política exterior definida como política de Estado.

Una de las mayores críticas proviene de la presidenta de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, Jamileth Bonilla, quien propuso la conformación de un “consejo consultivo diplomático”, el cual sugiere que lo integren ex cancilleres y expertos en derecho internacional y relaciones exteriores, para que funcione como una especie de “asesor” del gobierno en este tema.

Bonilla considera que el presidente Ortega “ha abusado de la política exterior, para convertirla en una política exterior partidaria”; sin embargo, elogió la actitud del canciller Samuel Santos, al acoger positivamente la propuesta del consejo consultivo.

Segundo foro
Previo a la conformación de este consejo, Bonilla anunció la realización del Segundo Foro sobre Política Exterior, y como parte de la propuesta, señaló que algunos de los participantes en el primer foro –-si no todos--, podrían integrar este grupo de consulta, entre ellos Mauricio Herdocia Sacasa, el vicecanciller y diputado liberal, José Pallais, Carlos Tünnermann, Aldo Díaz Lacayo y el ex canciller Norman Caldera.

A juicio de Bonilla, el consejo no sólo asesoraría a las actuales autoridades de la Cancillería, sino también a los demás poderes del Estado, principalmente a la Asamblea Nacional y al mismo Presidente Ortega.

Algunas de las premisas esgrimidas en el primer foro, auspiciado además por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, Ieepp, sobre política exterior, están recogidas en un documento especial.

“La experiencia internacional indica que son los países que no se pelean con nadie, los que han logrado insertarse en la economía internacional y salir de la pobreza”, señaló por ejemplo el expositor Julio Icaza Gallard, ex representante de Nicaragua ante las Naciones Unidas y delegado ante el Sistema de Integración Centroamericana, SICA.

“Usualmente, se ha pensado que la función de control consiste únicamente en fiscalizar para evitar abusos, cuando en realidad puede ser también una forma de colaboración interorgánica”, expresó por su parte José Pallais en su exposición denominada “El papel de la Asamblea Nacional en la política exterior de Nicaragua”.