• |
  • |
  • END

El gobierno de los Estados Unidos anunció ayer el desembolso de 1.6 millones de dólares para los damnificados por el huracán “Félix”. Esta ayuda será canalizada a través de los “socios confiables” de este gobierno, pues quieren “garantizar que se distribuya de una manera correcta”, expresó ayer el embajador de los Estados Unidos, Paul Trivelli.

“Estamos ayudando a través de nuestros socios confiables. Preferimos este canal, usando organizaciones no gubernamentales responsables, muchas con nexos religiosos, para garantizar que hayan resultados positivos”, dijo Trivelli luego de hacer un recuento de toda la ayuda que su país ha entregado a los damnificados en el Caribe Norte.

Para el embajador es difícil afirmar que la ayuda que ha llegado a los damnificados por el huracán ha sido partidizada, como han denunciado algunos pobladores de esa zona. “Yo he leído las críticas, es difícil decir que es la verdad, pero obviamente hay inconformidades”, indicó el diplomático, quien aseguró que su gobierno no tiene nada contra la administración del presidente Daniel Ortega.

“He sido mesurado, discreto, respetuoso”, dijo refiriéndose al artículo de opinión publicado en este diario sobre su percepción acerca del Estado de Derecho en Nicaragua. Y agregó: “Hemos tenido relaciones satisfactorias con los ministerios del gobierno y necesitamos su cooperación para los programas de asistencia”.

La ayuda

Desde la emergencia ocasionada por el huracán “Félix”, el gobierno estadounidense ha donado 14.8 millones de dólares. Un millón de esta cantidad fue utilizado días después del paso del huracán en transporte aéreo, pues los helicópteros del Departamento de Defensa de los Estados Unidos hicieron 115 vuelos para entregar suministros de emergencia.

El último desembolso se entregó al organismo internacional Catholic Relief Service (CRS). Esta organización ejecutará un proyecto que durará doce meses y que comprende dos áreas, agricultura y salud.

Un mil productores serán beneficiados con un paquete alimenticio compuesto por diez kilos de frijoles, diez de arroz y 12.5 kilos de cereal, a cambio de que limpien sus parcelas y reparen los caminos. Otros mil paquetes alimenticios serán entregados a igual cantidad de mujeres embarazadas y a niños entre los seis meses y dos años.

El director de CRS, Conor Walsh, adelantó que trabajarán en siete comunidades de Waspam. También repararán los pozos dañados y enseñarán a las madres a tratar mejor los problemas nutricionales.