•  |
  •  |
  • END

Organismos nacionales y extranjeros, y personalidades reaccionaron ayer con preocupación sobre la cancelación de la personalidad jurídica al Movimiento Renovador Sandinista, MRS, y al Partido Conservador, PC, hecho que mantiene en vilo el futuro de los espacios democráticos nacionales, coinciden.

El Instituto para la Democracia y el Desarrollo, Ipade, calificó la decisión del Consejo Supremo Electoral, CSE, como “una resolución política y no de carácter legal, lo que implica graves consecuencias para la institucionalidad electoral y el sistema político democrático”.

Mauricio Zúñiga, Director Ejecutivo de Ipade, manifestó que con esta decisión política se afecta el sistema democrático en general y particularmente la credibilidad en el libre juego electoral, fundamento constitucional del pluralismo político.

Recordó que el CSE, al oficializar el calendario electoral diseñó las reglas del juego para la competencia partidaria, estableciendo etapas y plazos que en esta ocasión se venían cumpliendo de acuerdo a lo señalado, cerrando las posibilidades de cancelación de personería jurídica a los partidos o alianzas políticas que la propia máxima autoridad electoral ya había oficializado.


Indignación en Europa
Mientras tanto, la comisión ejecutiva de la filial europea del Movimiento Renovador Sandinista, se pronunció ayer con indignación ante la decisión del Consejo Supremo Electoral y el gobierno de Daniel Ortega, de suspender la personalidad jurídica al Movimiento Renovador Sandinista, MRS.

“Manifestamos nuestra indignación por el regreso del estilo somocista de gobernar del FSLN. Somoza cerró los espacios democráticos, el FSLN también”, señalan los militantes del MRS en Europa.

Álvaro Ramírez, en Irlanda; Andrea Del Carmen, en Bélgica; Thesalia Baltodano, en España, y Arturo Castro-Frenzel, en Alemania, expresan además su admiración y solidaridad por Dora María Téllez y la lucha que realiza el MRS, al levantarse como líder de la protesta cívica que los nicaragüenses se han visto obligados a realizar debido a los procedimientos autoritarios del gobierno orteguista.

Hachazo a la democracia
El presidente del Centro de Iniciativas Políticas y Ambientales, CIPA, Cirilo Otero, declaró ayer que es un “grave error político para la clase gobernante” el “hachazo” que el CSE le asestó a los partidos Conservador y Movimiento de Renovación Sandinista.

Dijo que la acción de los magistrados del CSE vino a sentar las bases para hacerle saber a los nicaragüenses “de que aquí solamente existe un solo partido político que se compone de siete letras PLC-FSLN”.

“Solamente un partido político es el que está jugando (en el proceso electoral municipal), porque los dos piensan lo mismo, y lo que hicieron es pasarle la cuenta a la democracia”, dijo el sociólogo.

El especialista dijo que no se aventuraría a decir que el “hachazo” a la democracia sea el inicio de la caída del régimen de Ortega, “pero creo que la administración actual ha dado pasos muy equivocados en términos del aseguramiento democrático y la profundización de los derechos ciudadanos y políticos”.


Rivas trata de calmar a cooperantes

Ramón H. Potosme
Visiblemente preocupado, el presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas, convocó a una parte de los donantes para explicar las razones por las cuales ese Poder del Estado canceló la personalidad jurídica al MRS y al PC.

El embajador estadounidense, Paul Trivelli, dijo que el Consejo Supremo Electoral hizo una exposición de las razones técnicas en la que argumentó la autodisolución del MRS y el incumplimiento en el mínimo de candidaturas requeridas según la ley por parte del PC.

Ante esta explicación, Trivelli leyó la posición que ha mantenido el Departamento de Estado de Estados Unidos en el sentido que el CSE no restrinja los espacios democráticos y el derecho a participar en partidos políticos. También en el texto comparte la preocupación de los organismos de la sociedad civil en Nicaragua por la decisión del CSE.

En tanto, Marc Litvine, jefe de operaciones de la delegación de la Comisión Europea, dijo que sólo escucharon a Rivas y que darían declaraciones hasta que estudiaran la situación más a fondo.

Rivas se reunió con delegados de Francia, Inglaterra, Dinamarca, de la Unión Europea y con los embajadores de Estados Unidos e Italia.