• |
  • |

El precandidato a la Alcaldía de Managua, Evert Cárcamo, retó a Alexis Argüello a participar en una consulta popular, “vamos taco a taco, que nadie se meta”, y recomendó a la dirigencia del Frente Sandinista a “que no maniobre y no se preste a serruchaderas de piso, que no trate de imponer a nadie porque las bases están inquietas y se pueden salir de control”.

En un mensaje claro a la cúpula del FSLN, el diputado Cárcamo dice que hay que tener mucho cuidado con entregarle la candidatura de Managua a un aliado, porque es como entregar también la Presidencia de la República.

Con lo anterior, Cárcamo dejó entrever que si el candidato no es él, un militante sandinista de vieja data, los sandinistas van a perder la capital y después el Ejecutivo.

El mensaje también está dirigido a sus más próximos competidores, Alexis Argüello y Agustín Jarquín, ambos aliados del FSLN.

Advertencia o chantaje

“Si vas a entregarle Managua a un aliado, ideay, mejor entregale también la Presidencia, estamos mal porque éste es un partido que ha costado mucho, de gente que todavía sigue creyendo en este partido, no podemos ser candil de la calle y oscuridad de tu casa”, matiza el legislador que por tercera vez aspira a ser el candidato del FSLN a la comuna de Managua.

Asegura a EL NUEVO DIARIO que la escogencia de dedo provoca más heridas que el mecanismo de la consulta popular. “En el Frente nosotros siempre hemos criticado el dedo, el favoritismo, yo creo que si con transparencia, con solidaridad y como revolucionarios alcanzamos el poder, de la misma manera vamos a ganar la Alcaldía de Managua”, acotó.

Cárcamo considera que el mecanismo de las primarias desengañaría a todos los precandidatos, “me desengaño o se desengañan, porque aquí no basta ser conocido, sino ser seguido, una cosa es que te admiren, pero otra es que voten por vos, yo he acarreado votos”.

Argüello cambia discurso

Por su parte, Alexis Argüello, que en reiteradas ocasiones ha manifestado que es el candidato oficial del FSLN, ahora ha dejado entrever la posibilidad de que las asambleas distritales escojan al candidato. Sin embargo, cuando dobla, repica, porque al final sentencia que quienes deciden en el partido son quienes van a seleccionar a los candidatos.

Agustín Jarquín, que también aspira a la comuna capitalina, dice que el FSLN ha expresado con toda claridad que no habrá consulta, tras retomar una propuesta que hizo la democracia cristiana en 2004, de que los candidatos vayan en “trenza”, o sea, alternados, el más popular en el municipio, sea sandinista o convergente, ese debe ser el candidato a alcalde.