Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Los representantes de dos de los partidos a los que el CSE canceló la personalidad jurídica, Edmundo Jarquín y Azalia Avilés, expresaron que tratarán de revocar la acción del Poder Electoral, aunque manifestaron no tener confianza en el sistema judicial como instancia de amparo.

Jarquín, por parte del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, dijo que mañana mismo recurrirán de amparo ante el Tribunal de Apelaciones, TAM, de Masaya, “porque no estamos obligados a agotar ningún otra instancia dentro del Consejo Supremo Electoral”.

En cuanto a la razón por la cual acudirán con el recurso de amparo hasta Masaya, Jarquín manifestó que “la ley posibilita que uno interponga los recursos de amparo en cualquier tribunal de apelaciones”.


Conservadores consultan
Por su parte, la presidenta del Partido Conservador, PC, dijo que consultarán con las bases del partido para definir “los pasos (jurídicos) que va a seguir el partido para tratar de revisar la cancelación de la personalidad de su partido, pues no estamos confiando en ninguna institución controlada por el pacto (Alemán-Ortega)”.

“Vamos a sopesar qué vamos a hacer, pero en este momento no estamos confiando en ninguna institución que esté controlada por el pacto”, expresó Avilés. Sin embargo, manifestó que “lo lógico sería un recurso de amparo”.


CSJ: Hay precedentes
El presidente de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, Manuel Martínez, dijo que el Movimiento Renovador Sandinista puede recurrir de amparo por la decisión del Consejo Supremo Electoral de cancelarle la personalidad jurídica.

No obstante, aclaró que primero deberán agotar la vía administrativa de revisión ante el CSE para cerrar la etapa de definitividad.

Explicó que aunque contra las decisiones del CSE no existe posterior recurso, la Corte puede conocer de violaciones a la Constitución Política. Si alguien considera que se han violado derechos fundamentales, la Corte conoce por esa vía, y si considera violaciones irreparables, puede declarar la suspensión del acto.

Al respecto, la presidenta del PC manifestó que “si los partidos no tenemos ningún tipo de garantía por parte de quien nos rige (Consejo Supremo Electoral), y si la Coste Suprema de Justicia es controlada por ellos dos, cuál es la garantía que tenemos los partidos a los que nos acaban de volar la cabeza”.

Lo mismo opinó el coordinador político del MRS, pues dijo que “aunque no tenemos confianza en los sistemas judiciales, queremos agotar todas las instancias del ordenamiento jurídico interno para legitimar la acción de protesta en la calle que estamos tomando”, expuso.


Ante la CIDH
Pero también señaló que es “para abrir camino a una denuncia que vamos a hacer ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que es la ventanilla de entrada para demandar al Estado nicaragüense (ante esa instancia)”.

Avilés llamó a la comunidad donante para que “así como lo hizo la Comunidad de Partidos Latinoamericanos, pida que reflexionen en este momento los que están tomando decisiones para dirigir el país”.

Tanto Jarquín como Avilés expresaron las esperanzas que tienen en poder participar en las elecciones municipales de noviembre próximo, ya que destacaron que “nuestro objetivo es revocar la decisión (del CSE), y la última palabra no está dicha”.