•  |
  •  |
  • END

Alinea los cañones y dispara: “Son unos mentirosos, sinvergüenzas, vendepatria”. Su argumento: “Mienten todos los días, todos los días quieren presentar al país en un caos, en la inestabilidad, con el fin de tratar de sembrarle confusión, miedo...”. El discurso continúa. El presidente Daniel Ortega continúa con las ofensas contra los medios de comunicación. Así empieza su primera sesión de trabajo con el Gabinete de Gobierno después de su gira de 14 días por diversos países de la región.

El mandatario culpa a los medios de comunicación por la mala imagen de su gobierno. Los llama por su nombre: EL NUEVO DIARIO, La Prensa y el Canal 2. “Ya en el gobierno estábamos comprometidos a continuar la batalla; y entonces los vendepatria, como siempre, atacándonos, porque para ellos, eso es intocable, ¡intocable Unión Fenosa!”, dice refiriéndose al acuerdo al que llegó el gobierno con la transnacional energética.

Los ataques contra los medios informativos fueron acompañados por un recuento de los distintos acuerdos que el gobierno ha hecho con la empresa privada, entre ellos el que recientemente finalizó un equipo gubernamental con el Banco de la Producción (Banpro) para disminuir los intereses por la deuda que el Estado tiene con la banca privada a raíz de la quiebra de cinco bancos en 2001.

Según Ortega, los medios de comunicación se han opuesto a una negociación con las empresas privadas, el Banpro y Unión Fenosa, entre ellos, que beneficie a la población. “Ahora están llorando porque se le está cobrando a una empresa española que ‘compró’, entre comillas, el Hotel Montelimar”, aseguró.


Y por las investigaciones
EL NUEVO DIARIO reveló que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, hizo un préstamo a Tecnosa, una firma vinculada a familiares del tesorero del Frente Sandinista y director de Petronic, Francisco López, hasta por 1 millón 200 mil dólares para la construcción sin licitación del proyecto habitacional “El Pueblo Presidente”.

El conflicto de intereses y el manejo discrecional de los recursos han sido criticados por políticos y personajes del ámbito nacional, pues el director del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, Mario Salinas, también está vinculado con una de las empresas subcontratas para el proyecto. Por estas causas el director del INSS, Roberto López, presentó un informe en el plenario de la Asamblea Nacional.

Pero el mandatario capeó las críticas de otra forma. “Y ni siquiera, como lo explicaba ayer nuestro hermano Roberto López, ni siquiera los aseguran (a los periodistas)”.


La dictadura... de los pobres
“Fíjense bien, cuando los vendepatria dicen: la dictadura, porque dicen que es una dictadura a favor de los pobres, porque ellos parten de su dictadura, que es a favor de los ricos... ¡así es de sencillo!”, exclamó Ortega.

A juicio del mandatario, las informaciones de los medios de comunicación, que él llama campañas, “crean una gran inestabilidad, una gran inseguridad”.