Sergio Aguirre
  •  |
  •  |
  • END

La diputada del MRS Mónica Baltodano, y la dirigente del Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, Patricia Orozco, advirtieron, en el V Foro de Política y Ciudadanía, sobre las evidentes similitudes entre el régimen somocista y el actual gobierno, del que afirman está dando pasos agigantados hacia la instauración de una dictadura.

El objetivo de este foro fue hacer una revisión crítica sobre el estado de las libertades básicas y el cumplimiento estricto de los derechos ciudadanos, así como su repercusión en el país, comparando e identificando condiciones y características de las democracias y dictaduras, que permitan defender un sistema democrático.


Las similitudes
En su exposición, la diputada del MRS Mónica Baltodano sostuvo que haciendo una comparación entre el régimen somocista y el actual gobierno, existe una gran similitud, ya que mediante pactos y componendas se arregla de una vez por todas, con un partido político aliado, la forma impune de repartirse el poder con vista a perpetuar un sistema dictatorial.

Recordó que Somoza, a pesar de ser director de la Guardia Nacional, asumió el poder en Nicaragua por la vía electoral por reunir los requisitos jurídicos y las formalidades de la democracia concebidos por la Constitución de ese entonces, es más, se presentó como el garante liberal de una gran gestión social, política y económica, con algunos rasgos progresistas e incluso populistas, como en los actuales momentos.

“Somoza se metió en la aprobación de un Código del Trabajo más o menos moderno en ese tiempo, a construir casas para obreros, entre otras cosas, pero después, a la hora de reelegirse, usaba la misma democracia establecida en aquella Constitución y que también permitía en la Ley Electoral la oportunidad de la población a conformar partidos políticos, igualmente había separación de poderes y periódicamente se convocaba a elecciones”, indicó.


El zancudismo
Sin embargo, señaló que los únicos partidos que participan eran el liberal somocista y el Conservador (zancudo), que establecieron varios arreglos a lo largo de la historia, uno de ellos le daba derecho al partido minoritario a participar en la repartición de cargos en los poderes del Estado, incluso le designaba un 40 por ciento de los escaños en el Parlamento y el Senado, independientemente de la cantidad de votos que obtuvieran en la elecciones, eso se conoció como “Pacto de las minorías congeladas”.

Añadió que ahora se están repitiendo estas y otras artimañas más entre Daniel Ortega, del FSLN, y Arnoldo Alemán, quienes han reformado la Constitución a gusto y antojo, bajando el porcentaje de votos obtenido en las elecciones para ganar la Presidencia de la República; se han repartido cargos en los Poderes del Estado, y ahora han excluido a otros partidos de las elecciones, y se avizora la posibilidad de otra reforma a la Carta Magna para otorgarle la posibilidad de una reelección al caudillo rojinegro.

Por su parte, la dirigente del MAM, Patricia Orozco, afirmó que la democracia es la forma de vida política que permite la mayor libertad al mayor número de gente, y protege la mayor diversidad posible, a eso se suma que no se sólo se trata de una forma de gobierno, sino de una cultura política que nada tiene que con “El Pueblo Presidente” ni con otras manipulaciones que de este concepto se hace.