AFP
  •  |
  •  |

El presidente Daniel Ortega criticó un llamado de la Unión Europea y otros cooperantes a mantener abiertos los espacios democráticos, lo cual calificó como un "descaro" a cambio de las "minucias" que le entregan al país en asistencia.

"Tienen el descaro la Unión Europea de sacar un comunicado queriendo darnos lecciones. Son unas verdaderas moscas, ya sabemos donde se paran... sobre la inmundicia", dijo Ortega en declaraciones formuladas la noche del sábado y difundidas este domingo en medios locales.

"Se creen en el derecho (de criticar) por darnos minucias, que ellos llaman ayuda (...) No nos vamos a vender por 30 monedas (...) Se pueden ir con sus 30 monedas a comprar a otros", arremetió el líder de la izquierda sandinista, que gobierna el país desde el año pasado.

Ortega respondió así la "preocupación" que la Mesa de Cooperantes manifestó el viernes por la "reducción de los espacios democráticos", tras la decisión de las autoridades electorales de anular la personería jurídica a dos partidos de oposición de izquierda y derecha.

El mandatario también llamó "vende patria, peleles y traidores" a los que "aplauden" el comunicado de la Mesa de Cooperantes, en alusión a sectores criticos a su gestión y medios de comunicación.

La Mesa, integrada por los embajadores de Alemania, Dinamarca, Noruega, Finlandia, Holanda, Canadá, Suiza, España, la UE, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, sentó su posición en un pronunciamiento, en el cual advirtieron que la democracia "es crucial para el éxito y el futuro de nuestra cooperación".

Los cooperantes aportan un promedio de 500 millones de dólares anuales en proyectos institucionales, económicos y sociales dirigidos a reducir la pobreza que afecta a una inmensa mayoría de nicaragüenses.