Ary Pantoja
  • |
  • |

El próximo martes los diputados ante la Asamblea Nacional discutirán y aprobarán la última parte del Código Penal que comprende las disposiciones transitorias y finales, pero sin incluir ningún artículo nuevo que deje “una ventana abierta” al aborto terapéutico, como pretendía hacerlo, mediante una moción, el presidente de la Comisión de Justicia, José Pallais.

Ayer, en reunión de emergencia, los miembros de la Junta Directiva del Parlamento convocaron a una sesión extraordinaria, luego del fracaso del jueves pasado, cuando se pretendía poner punto final a la nueva legislación penal, pero la falta de quórum obligó al presidente del Poder Legislativo, René Núñez, a suspender la sesión.

Producto de la confusión, los diputados liberales, conservadores e independientes amenazaron con destituir a Núñez y a toda la Junta Directiva a fin de elegir una nueva que la presidiría el actual primer secretario, Wilfredo Navarro. Sin embargo, en la reunión de ayer “se hicieron las paces” y todas las amenazas quedaron en el olvido.

Navarro señaló que Núñez reconoció su error al haber cancelado la sesión sin siquiera estar presente oficialmente, pues no aparecía en la pizarra electrónica. Según Navarro, Núñez violó el procedimiento al no solicitar a uno de los tres secretarios constatar el quórum de ley. “El presidente de la Asamblea Nacional no puede constatar quórum”, dijo.

Navarro descartó totalmente lo dicho el jueves cuando acusó al Frente Sandinista de chantajear a los diputados de “las fuerzas democráticas”, y se retractó en el sentido de que ya no van las reformas a la Ley Orgánica del Poder Legislativo, la destitución de la actual Junta Directiva, ni la obstaculización en la aprobación del Presupuesto General de al República para el año 2008.