•  |
  •  |
  • END

“El éxtasis de la victoria y la agonía de la derrota”, reza un viejo adagio aplicado a los deportes. Mientras unos celebran, otros lloran. Un almuerzo y algunos “técnicos” bastó para que ayer el magistrado de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, y candidato a la reelección, Edgar Navas Navas, agradeciera el apoyo a los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, quienes, con su “voto secreto”, lograron ungirlo con el visto bueno de Arnoldo Alemán.

Algunos de los asistentes al evento de degustación fueron los diputados Francisco Aguirre Sacasa, Freddy Torres, Allan Rivera y Carlos Noguera, y como invitado especial, el magistrado del Consejo Supremo Electoral, CSE, René Herrera, hombre cercano al presidente honorario del PLC, Arnoldo Alemán Lacayo.

También asistió el diputado Ramón González, pero sólo llegó a “saludar” a Navas, agradecerle la invitación y luego se retiró, pues por la tarde debió asistir a la consulta que realizó la comisión especial dictaminadora de la elección de magistrados y la cual preside.

Para evitar interrupciones, el evento social se llevó a cabo en un restaurante en las afueras de la capital, en donde, sonriente y complacido, Navas mostró su total agradecimiento.


En frente...

En la acera de enfrente, Wilfredo Navarro Moreira “lloraba” su desventura, y aunque evitó comentarios al respecto, fuentes extraoficiales confiaron a EL NUEVO DIARIO la maniobra “arnoldista” de que fue objeto Navarro para evitar erigirse en el cuarto candidato a magistrado del Poder Judicial.

Todo, según la fuente liberal, lo manejó la ex primera dama María Fernanda Flores de Alemán. De los 21 diputados de la bancada que asistieron a la reunión del pasado lunes, ocho votaron a favor de Navas Navas; seis a favor de Navarro Moreira y otros seis lo hicieron por Arturo Elí Tablada, apoyado por el mismo Navarro.

“Se la montaron a Navarro”, dijo la fuente, argumentando que el primer vicepresidente del PLC no goza de la confianza de Alemán, y por ello ha obstaculizado varias de sus aspiraciones, entre ellas, la de ser presidente de la Asamblea Nacional.


Sin sombras
“El hombre no quiere sombras, y menos en la Corte Suprema”, expresó la fuente, y eso parece confirmarlo el mismo Navas con el agasajo a quienes apoyaron “secretamente” su reelección ante el máximo tribunal de justicia.